Por: Esteban Mata Blanco 20 marzo
Casa Presidencial juzgó necesario hacer una consulta pública para definir qué es lo que los ciudadanos consideran como corrupción. La idea levantó comentarios en contra desde el inicio. | RAFAEL PACHECO
Casa Presidencial juzgó necesario hacer una consulta pública para definir qué es lo que los ciudadanos consideran como corrupción. La idea levantó comentarios en contra desde el inicio. | RAFAEL PACHECO

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, espera que no regrese a Casa Presidencial el organizador de sus giras fuera del Valle Central, luego de que una funcionaria lo denunció por un presunto acoso sexual.

Así lo manifestó el mandatario esta mañana en el Centro Nacional de Cultura (Cenac), en San José, después de que Diario Extra revelara que el funcionario, de apellido Vargas, está siendo investigado.

"No espero que el funcionario regrese a Casa Presidencial", dijo Solís sobre el personero que estaba en Zapote a préstamo, pues es empleado del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Por tratarse de un colaborador del ICE, la investigación se lleva a cabo en esa entidad.

"Me parece que la decisión de separarlo es una decisión definitiva y por supuesto que estaremos atendiendo los resultados de esa investigación que se haga en el ICE respecto de su comportamiento, pero nuevamente, creo que el procedimiento administrativo, como cualquier otro, que tiene la gravedad adicional del tema que se denunció, un acoso laboral que por supuesto repudiamos absolutamente, así es que yo espero que el tema pueda ser aclarado en definitiva pronto", agregó el mandatario.

Según la publicación, Vargas habría incurrido en actos de hostigamiento sexual que llevaron a la funcionaria de apellido Fernández a interponer la queja ante la dirección de Recursos Humanos de la Presidencia. Esto habría sucedido el 9 de diciembre de 2015. La denuncia fue ampliada el 29 de enero pasado.

El 13 de febrero, una comisión del Ministerio de la Presidencia remitió el caso al ICE, para que se prosiguiera con la investigación. En el informe que remitió Presidencia, producto de una investigación interna, se señala que los comportamientos y comentarios de carácter sexual han subido de tono en Zapote, reseñó Extra.

Ante lo sucedido, el presidente Solís afirmó que, en lo que a él respecta, no ha notado ese tipo de comportamientos.

"He de decirle a propósito de las giras, que por lo menos en lo que a mí toca, nunca he sido testigo, en ellas, de ningún lenguaje indebido, de ningún comportamiento cuestionable, de ningún irrespeto a los símbolos nacionales como los que se han indicado en esos chats. Eso no quiere decir que no hayan ocurrido, yo no he sido testigo de ello y bastantes giras he hecho y sigo haciendo", manifestó el mandatario.

Solís insistió en que no hay tolerancia dentro de su gabinete para este tipo de situaciones.

"Yo me he enterado al tiempo que se divulgaba la noticia, y me parece que se está actuando de acuerdo con lo que establece, no solamente la práctica que ha sido riguroso en el Gobierno de la República en esos casos, sino de acuerdo a lo que las disposiciones administrativas establecen", agregó Solís.

¿En qué punto está ahora el caso?

La oficina de prensa del ICE detalló la situación actual de Vargas:

- El 13 de febrero del 2017, la Comisión Investigadora del Ministerio de la Presidencia, emitió un informe de cierre y trasladó el expediente al ICE, después de la evacuación de la pruebas.

- En fecha 10 de marzo del 2017, la Gerencia Corporativa de Administración y Finanzas emitió el 'acto final', y tiene por probado por presunción de ley una serie de hechos que configuran falta según la Ley contra el hostigamiento Sexual.

- Por lo anterior impuso una sanción disciplinaria de un mes de suspensión sin goce de salario contra el funcionario Vargas.