Por: Esteban Oviedo 29 marzo, 2015

El presidente Luis Guillermo Solís tuvo que ofrecer disculpas públicas a Óscar Arias por afirmar que el exmandatario estuvo en “negocios” en torno a la concesión del megapuerto de Moín a la compañía holandesa, APM Terminals.

El hoy presidente Luis Guillermo Solís saludó al exmandatario Óscar Arias en las elecciones del 2 de febrero del 2014. | ARCHIVO/MARCELA BERTOZZI
El hoy presidente Luis Guillermo Solís saludó al exmandatario Óscar Arias en las elecciones del 2 de febrero del 2014. | ARCHIVO/MARCELA BERTOZZI

“Le ofrezco a don Óscar una disculpa sincera por el descuido y la ligereza de mis palabras, que también podrían afectar a la empresa APM Terminals. El pueblo de Costa Rica debe saber que mi opinión estuvo fuera de lugar y carece de fundamento. Cuando uno se equivoca y cuestiona el honor y la honestidad de las personas, debe prevalecer la entereza de reconocerlo”, manifestó Solís desde Miami, Estados Unidos, adonde viajó anteayer por la tarde para vacacionar.

El mandatario envió un comunicado de prensa a las 12:24 p. m. de ayer, 19 horas después de que el periódico digital La Prensa Libre publicara su afirmación sobre Arias el viernes, a las 5:03 p. m.

El comentario sobre el expresidente ocurrió durante una reunión entre Solís, la diputada del Frente Amplio, Ligia Fallas, y el equipo de esta última. Se celebró el miércoles a las 8 a. m. en Casa Presidencial.

En la cita, que fue grabada y publicada en YouTube, el grupo de Fallas cuestionó al presidente por su apoyo a la construcción de la terminal de contenedores.

La asesora legislativa Leda Martínez tuvo el siguiente intercambio con el presidente:

Martínez: “De alguna manera uno se siente casi igual que cuando estaba Arias, casi igual. Yo le tengo que decir..., por eso le estoy diciendo mi apreciación y se la digo con toda la honestidad que yo puedo decírsela”.

Solís: “¿Ustedes creen que si Óscar Arias estuviera en el poder, ustedes estarían aquí hoy conversando?”.

Martínez: “Sí, pero es que no estamos hablando de eso”.

Solís: “No, yo sí, porque hay que verlo todo junto Leda, no solo un pedacito”.

Martínez: “Pero hay una cosa, los negocios son otra cosa.

Solís: “Sí, pero yo no estoy en los negocios y él sí estaba en los negocios”.

Ayer, Ligia Fallas sostuvo que el mandatario estaba consciente de que se estaba grabando la conversación. Agregó que lo visitaron para entregarle una solicitud de protección para el humedal de la zona de Moín, con 4.000 firmas.

“Él sabía que lo estábamos grabando, en ningún momento nos prohibieron grabar, teníamos una tableta muy grande”.

La frenteamplista calificó de “vergonzoso” que el presidente se disculpara y dijo que debería pedir perdón a la ciudadanía.

Ayer, en la casa de Arias informaron de que él estaba fuera de San José y no podía contestar.