14 diciembre, 2015

San José y redacción. EFE. El presidente Luis Guillermo Solís aseguró este domingo que Costa Rica acatará la sentencia que dicte la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre el conflicto con Nicaragua por isla Calero.

El país reforzó vigilancia tras invasión a Calero. | ALONSO TENORIO
El país reforzó vigilancia tras invasión a Calero. | ALONSO TENORIO

Está previsto que ese órgano judicial emita su resolución este miércoles 16 de diciembre, a las 8 a. m., hora de Costa Rica.

“Fiel a sus principios y a nuestra tradición de apego a las resoluciones de los tribunales internacionales, nuestro país acatará ese fallo sin apelaciones.

”Exigimos que Nicaragua haga lo propio. Ese es el único camino para garantizar la pronta normalización de nuestras relaciones, en un marco de respeto y espíritu fraterno”, dijo Solís en cadena de televisión este domingo.

La CIJ tramita dos demandas cruzadas entre Costa Rica y Nicaragua por actividades en zonas fronterizas.

En el 2010, Costa Rica demandó a Nicaragua por la presunta invasión militar de isla Calero, un humedal de unos 3 kilómetros cuadrados en territorio continental, mientras que un año después, Managua denunció que Costa Rica habría causado daños ambientales al río San Juan durante la construcción de la llamada trocha fronteriza.

El mandatario, quien este lunes inicia una visita de dos días a Cuba, expresó “entera confianza en el equipo de abogados”.

“(...) estoy seguro que la Corte no pasará por alto la solidez de nuestros argumentos en defensa de la soberanía nacional. Se ha hecho la tarea a cabalidad”, dijo.

En La Habana, Solís continuará con la normalización de las relaciones bilaterales y expondrá el tema de los migrantes cubanos varados en territorio nacional.

El presidente viajó con una delegación en la que figuran los ministros de Relaciones Exteriores, Manuel González; de Ciencia y Tecnología, Marcelo Jenkins; de Turismo, Mauricio Ventura; de Salud, Fernando Llorca y de Deportes, Carolina Mauri. Además, el director de Inteligencia y Seguridad, Mariano Figueres y una comitiva de unos 50 empresarios interesados en buscar negocios y conocer las oportunidades que esa isla ofrece.Otro de los temas prioritarios en agenda es hallar una solución regional a la crisis migratoria generada por unos 6.000 cubanos que emigran por tierra hacia Estados Unidos y están varados en Costa Rica debido a la negativa de Nicaragua de permitirles el paso por su territorio, aduciendo riesgos para su seguridad y soberanía.El canciller González dijo esta semana que esta crisis migratoria es un asunto ‘prioritario’ en la visita de Solís a Cuba, la primera bilateral que hace un mandatario costarricense tras la llegada de los hermanos Castro (Fidel y Raúl) al poder.Costa Rica y Cuba retomaron sus relaciones diplomáticas en marzo de 2009, cuando el entonces gobernante Óscar Arias restableció los vínculos, interrumpidos unilateralmente por el país centroamericano en 1961.Desde entonces, solo la presidenta Laura Chinchilla visitó Cuba en el 2013, pero lo hizo para participar en una Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).