Por: Aarón Sequeira 20 diciembre, 2016
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, insiste en que su compromiso con el electorado, desde la campaña, fue apoyar el proyecto de sociedades de convivencia.
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, insiste en que su compromiso con el electorado, desde la campaña, fue apoyar el proyecto de sociedades de convivencia.

Para el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, el Estado está a tiempo de solucionar los problemas que un estudio actuarial de la UCR reveló sobre el régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

"Es una buena propuesta, pero estamos a tiempo para arreglar el tema. No estamos en una crisis del régimen de pensiones. Podríamos estar en una crisis del régimen, si no tomamos las medidas que hay que tomar, y tomarlas pronto", manifestó el mandatario, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno, este mediodía.

Solís llamó a la calma y negó que, según el estudio actuarial realizado por la Universidad de Costa Rica (UCR), sea obligatorio subir de 65 a 70 años la edad de pensión para quienes tenían menos de 51 años el 31 de diciembre del 2015. Recalcó que esa es una de las opciones para hacer sostenible el régimen jubilatorio.

El documento propone otras medidas, como subir de un 9,16% a un 26,4%, en forma gradual entre el 2019 y el 2049, los aportes que hacen trabajadores, patrones y Estado a cada pensión.

Actualmente, los aportes se dan así:

Empleado: 2,84% de su salario (en el caso de un salario de ¢800.000, un rebajo de ¢22.700)

Patrono: 5,08% sobre el salario del trabajador (en el caso de un salario de ¢800.000, un monto de ¢40.640)

Estado: 1,24% sobre el salario del trabajador (en el caso de un salario de ¢800.000, un monto de ¢9.920)

Si la propuesta de evelar las cuotas fuese aprobada, para el año 2049 la distribución sería esta:

Empleado: 8,27% de su salario (en el caso de un salario de ¢800.000, un rebajo de ¢66.160)

Patrono: 13,99% sobre el salario del trabajador (en el caso de un salario de ¢800.000, un monto de ¢111.920)

Estado: 3,69% sobre el salario del trabajador (en el caso de un salario de ¢800.000, un monto de ¢29.520)

Primero hay que estudiar el informe a fondo, recomendó Solís, y añadió que está seguro de que nadie ha podido estudiarlo a profundidad, aún.

"Yo puedo decir, mire yo quisiera que todos nos pensionemos a los 30, y quebramos al régimen. Es un asunto que se debe mirar con una gran responsabilidad nacional. No es algo que no hayan experimentado otros países (...). Otra es tener más hijos, pero yo ya agoté mi cuota, porque se nos está quedando el país sin mano de obra que pueda recambiar y asumir los costos que tiene un régimen de pensiones".

Según insistió, la voz cantante del análisis de la propuesta está en la CCSS y rechazó que la política tenga que meter sus manos en esa discusión.

"Yo puedo decir, mire yo quisiera que todos nos pensionemos a los 30, y quebramos al régimen. Es un asunto que se debe mirar con una gran responsabilidad nacional, desapasionadamente. No es algo que no hayan experimentado otros países", considera el gobernante.

En el informe contratado por la CCSS a la UCR, se revela que la reserva del régimen se agotaría en el 2030.

El estudio también propone que la pensión sea del 40% del promedio del salario de la persona que se pensiona, mientras que actualmente es del 60% del promedio de los últimos 240 salarios.

Debate feo. El presidente Solís aseguró que este debate sobre el agotamiento de la reserva del régimen de pensiones es un "debate feo", porque por un lado está la alternativa de trabajar más años y, por otro, la de elevar el porcentaje de las cuotas.

"Otra es tener más hijos, pero yo ya agoté mi cuota, porque se nos está quedando el país sin mano de obra que pueda recambiar y asumir los costos que tiene un régimen de pensiones, que son muy importantes en el sistema costarricense, un régimen solidario", añadió el mandatario.

Ante el panorama y la discusión que la junta directiva de la CCSS librará en enero próximo del informe actuarial de la UCR, Luis Guillermo Solís pide calma y que se dé un debate concienzudo sobre las posibles salidas.

"Ya hoy salieron voces tocando los tambores de guerra y me parece que eso es absolutamente inconveniente para el país, hay que hacer un análisis más mesurado", comentó Solís.