Actividad en el Estadio Nacional será de 90 minutos; tendrá dos actos culturales

Por: Mercedes Agüero 30 abril, 2014
Mercedes Peñas, pareja del mandatario electo, ofreció ayer detalles a la prensa sobre la ceremonia de traspaso de poderes, el 8 de mayo. Eduardo Trejos (izquierda) dirige el comité organizador del evento. | MARIO ROJAS.
Mercedes Peñas, pareja del mandatario electo, ofreció ayer detalles a la prensa sobre la ceremonia de traspaso de poderes, el 8 de mayo. Eduardo Trejos (izquierda) dirige el comité organizador del evento. | MARIO ROJAS.

El acto solemne del próximo 8 de mayo, cuando se entregará la banda presidencial a Luis Guillermo Solís, será sencillo y muy corto, a petición del mandatario electo.

La actividad se desarrollará en el Estadio Nacional y su duración estimada es de hora y media.

En ese tiempo se realizará la ceremonia de investidura del nuevo gobernante, quien de inmediato dará su primer mensaje al país. También habrá dos presentaciones culturales a cargo de la Sinfónica del Sistema Nacional de Educación Musical (Sinem) y un coro del Conservatorio Castella.

“Por el tipo de personalidad de don Luis y doña Mercedes lo que se quiere es que sea algo muy sencillo, muy sobrio, nada ostentoso. Además, porque efectivamente los recursos que tenemos son muy limitados”, explicó Arnoldo Herrera, productor del evento.

El presupuesto asignado es de ¢150 millones, pero también se recibirán algunas donaciones.

La actividad será abierta al público. Para tal fin se distribuirán unas 17.000 entradas, disponibles a partir de las 8 a. m. de este sábado en la boletería del Estadio.

Eduardo Trejos, director del comité organizador, dijo que cada persona recibirá tres boletos como máximo, el único requisito es presentar la cédula.

Detalles. Las puertas del recinto deportivo se abrirán a las 8 a. m. Dos horas después empezará el ingreso de las delegaciones y a las 10:30 a. m. dará inicio la ceremonia oficial.

Los invitados especiales serán ubicados en el costado oeste del Estadio y más de 2.500 estudiantes, vestidos de blanco, azul y rojo, estarán en la gramilla.

Para la decoración del sitio se utilizarán arreglos florales y una bandera tricolor será desplegada al fondo de la tarima principal.

Trejos indicó que se está coordinando con las municipalidades a fin de ampliar el festejo a localidades fuera de la capital.

Se enviaron invitaciones a 170 naciones y organismos internacionales y al menos 80 ya confirmaron su participación en el acto.

Después del traspaso, Solís y su compañera Mercedes Peñas compartirán un almuerzo con los mandatarios y jefes de delegaciones asistentes, en el Centro Nacional de la Cultura (Cenac).

Entretanto, la Municipalidad de San José será la anfitriona del resto de invitados especiales, quienes comerán en el propio Estadio.