Por: Aarón Sequeira 24 marzo, 2015

El mandatario, Luis Guillermo Solís, le pidió al presidente legislativo, Henry Mora, meditar su viaje a Nicaragua, por el momento actual del conflicto entre ambos países que se dirime en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en Holanda.

Henry Mora canceló otro viaje a Nicaragua en setiembre. | ARCHIVO
Henry Mora canceló otro viaje a Nicaragua en setiembre. | ARCHIVO

Según Solís, él le agradeció al jerarca del Congreso la sensibilidad de desistir de su viaje a Managua, previsto para mañana.

Mora contó, ayer por la tarde, que tanto Solís como el canciller, Manuel González, sabían desde la semana pasada de su periplo a tierra nicaragüense y que, en primera instancia, dejaron la decisión en sus manos.

“Yo hice una primera comunicación con él (Luis Guillermo Solís) y el canciller; les hice ver que era un asunto de rutina, una invitación del presidente del Foprel (Foro de Presidentes Legislativos) y me dijeron que ‘tranquilo’, que solo era un tema legislativo”, contó Mora.

El jerarca legislativo cree que tanto en Costa Rica como en Nicaragua se malinterpretaron los motivos de su viaje, además de que diputados de la oposición nica le empezaron a pedir citas.

“Cuando comenzó a llover de nuevo, volví a consultarles a ambos (mandatario y canciller) y me dijeron que era mi decisión, pero que lo valorara”, comentó Mora.

Según el diputado, la única reunión pactada era un almuerzo con su similar nica, René Núñez. Opiniones de legisladores y excancilleres nicas, entre otros, hicieron desistir a Mora, quien ya había cancelado una visita a Nicaragua en setiembre.

Mora insistió en que su viaje no tenía ninguna relación con el Grupo Parlamentario de Amistad Costa Rica–Nicaragua, tal como sugirió el diputado sandinista Jacinto Suárez.

“En conversaciones con el canciller González, él me dijo que tomara en cuenta la cercanía de las audiencias orales de los juicios en La Haya”, dijo.

Los juicios que se realizan en La Haya son por la invasión a isla Calero y por la construcción de la trocha fronteriza, en un caso, y la violación a los límites marítimos, en otro.