Pese a que viceministro y sindicalista se escudan en convenio de OIT, mandatario cree que hay que clarificar fundamentos de licencia

Por: Natasha Cambronero, Gerardo Ruiz R. 30 septiembre, 2016

Zona de Los Santos y San José

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, pidió al Ministerio de Trabajo aclarar cuáles fueron los fundamentos para que Acueductos y Alcantarillados (AyA) le otorgara un permiso con goce de salario a uno de sus funcionarios para que labore a tiempo completo en la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Desde la zona de Los Santos, San José, donde se encuentra de gira este viernes, Solís dijo que "se deben aclarar en todos los extremos" las condiciones en las que se dio el permiso.

La Nación publicó este viernes que la Gerencia General del AyA otorgó, desde julio del 2014, un permiso con goce de salario para que Edwin Marín Bonilla se dedique por completo a la ANEP como presidente de la seccional de ANEP-AyA, aunque él no está dentro del grupo de funcionarios a los que la convención colectiva les concede esa licencia sindical.

El gerente, José Alberto Moya, declaró a este diario que las solicitudes para obtener el permiso las hicieron el secretario general de la ANEP, Albino Vargas, por la vía escrita, y el viceministro de Trabajo, Hárold Villegas.

AyA entregó hoy a este diario los permisos con goce de salario para Marín, cuyas solicitudes siempre han sido firmadas por Albino Vargas.

El presidente Luis Guillermo Solís (der.) y el diputado Víctor Morales Zapata (der.) participaron este viernes en varias actividades en la zona de Los Santos. Allí, Solís afirmó que el Ministerio de Trabajo debe aclarar las circunstancias en que un empleado del AyA tiene un permiso con goce de salario para dedicarse enteramente a labores sindicales que no cubre la convención colectiva.
El presidente Luis Guillermo Solís (der.) y el diputado Víctor Morales Zapata (der.) participaron este viernes en varias actividades en la zona de Los Santos. Allí, Solís afirmó que el Ministerio de Trabajo debe aclarar las circunstancias en que un empleado del AyA tiene un permiso con goce de salario para dedicarse enteramente a labores sindicales que no cubre la convención colectiva.

A su vez, la oficina de Prensa de la entidad declaró que el funcionario Marín percibió un salario mensual cercano a los ¢400.000 mensuales únicamente en lo que va del año en curso, para un acumulado a la fecha de ¢3,2 millones.

Según el gerente Moya, el viceministro Hárold Villegas lo llamó hace dos años y dos meses para solicitarle que "analizara" la solicitud de permiso que estaba planteando la ANEP. No obstante, Villegas dijo que tal afirmación es falsa y que nunca recibió una llamada de la organización sindical para gestionar el permiso.

Después, el viceministro de Trabajo del Área Laboral reconoció que "todos los días" recibe solicitudes similares de diversos sindicatos.

De acuerdo con los documentos en que se concedió el permiso al presidente de la seccional ANEP-AyA, lo que se otorgó fue una "licencia sindical".

Para Luis Guillermo Solís, el hecho merece esclarecerse.

"Creo que el Ministerio de Trabajo debe atenderlo (el caso) para aclarar en todos los extremos las condiciones en las que se dio ese permiso, si hay o no hay, como dice el viceministro, convenios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que lo refrenden y que se aclare para que el público pueda saber qué es lo que ha pasado", estimó el gobernante.

Albino Vargas dijo que no es ni inmoral ni antiético el permiso del que goza Marín Bonilla. Y, como el viceministro, negó haber hecho llamadas para solicitar dicha prerrogativa a la Gerencia del AyA, contradiciendo a Moya.

Albino Vargas fue quien firmó las solicitudes para que el AyA otorgara a Edwin Marín los permisos con goce de salario para laborar en ANEP
Albino Vargas fue quien firmó las solicitudes para que el AyA otorgara a Edwin Marín los permisos con goce de salario para laborar en ANEP

"Me parece que lo que corresponde es que se aclare enteramente cuál es el procedimiento y cuáles son los fundamentos de esa decisión", agregó el gobernante respecto de la confusión.

Este viernes, se solicitó una entrevista con la presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga, empero, la oficina de Prensa indicó que la jerarca no brindaría el espacio por estar fuera de la oficina.

Según José Alberto Moya, la presidenta ejecutiva del Instituto estuvo siempre al tanto de las gestiones para entregar el permiso a Marín y las avaló en respeto a la libertad sindical.

Inicia investigación. Por su parte, el ministro de Trabajo, Carlos Alvarado, dijo que ejecutará de inmediato una investigación para aclarar las circunstancias en que su cartera habría intervenido en favor el permiso para Edwin Marín.

Alvarado sostuvo que pedirá a Villegas un informe sobre el asunto antes de emitir cualquier juicio y que los resultados de la investigación estarán listos en dos semanas.

"Al pedirlo el presidente (la investigación) será de carácter prioritario. Las licencias sindicales son parte de un marco regulatorio para el otorgamiento de licencias sindicales, tiene un marco legal que lo ampara, sobre todo los convenios de la OIT, a la luz de esa normativa veremos el caso específico. También, es importante ver que las actuaciones del ministerio en este caso son para promover el diálogo social. El permiso es una responsabilidad del patrono directo", dijo.

Un elemento que la indagatoria debería aclarar, agregó Alvarado, es el motivo de las contradicciones entre el gerente de AyA y Hárold Villegas y Albino Vargas.