Solicita a colegas de la región hacer consciencia de que la zona es ruta de paso de asiáticos y africanos

Por: Gerardo Ruiz R. 4 junio, 2016
El presidente Luis Guillermo Solís se dirigió a los mandatarios de los países miembros de la Asociación de Estados del Caribe para pedirles solidaridad y hacer consciencia sobre la problemática migratoria de la región.
El presidente Luis Guillermo Solís se dirigió a los mandatarios de los países miembros de la Asociación de Estados del Caribe para pedirles solidaridad y hacer consciencia sobre la problemática migratoria de la región.

San José

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, lanzó este sábado un llamado a sus homólogos del Caribe para que hagan consciencia de que sus países se convirtieron en ruta de paso de migraciones masivas de ciudadanos africanos y asiáticos que pretenden llegar a los Estados Unidos de manera ilegal.

La voz de alerta la dio Solís durante su participación en la VII Cubre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), que se realiza este fin de semana en Cuba.

Allí participan, entre otros, los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de las naciones isleñas.

"Falta más consciencia y solidaridad en el tema de flujos migratorios, porque América Latina se está convirtiendo en una ruta de paso para migrantes africanos y asiáticos, que buscan un mejor porvenir en el norte", advirtió el mandatario, a la vez que que solicitaba a los vecinos latinoamericanos atender la situación migratoria con carácter humanitario.

Al mediodía (hora costarricense), Solís solicitó a los miembros de la AEC que se solidaricen para combatir a las redes de tráfico de personas que, según dijo, "juegan con las vidas humanas y las destruyen como una de las manifestaciones del crimen organizado".

Durante los últimos siete meses, Costa Rica ha tenido que enfrentar las crisis provocadas por la migración masiva de cubanos que viajan desde Suramérica hacia Estados Unidos por tierra, incentivados por la Ley de Ajuste Cubano, según la cual podrán ingresar legalmente a este último país, donde, posteriormente, obtendrán la residencia.

De igual forma, en este momento el país hace frente al masivo flujo de africanos indocumentados que pretenden cruzar el Istmo centroamericano para llegar también a los Estados Unidos de forma ilegal.

Tanto cubanos como africanos se topan con la frontera sur de Nicaragua cerrada, lo cual agrava la situación para Costa Rica que debe atender de manera humanitaria a los migrantes.

Además del tema migratorio, Solís, quien realiza su sexta gira al exterior en lo que va del 2016, transmitió la necesidad de atender como región el crimen organizado, el narcotráfico y el tráfico de personas.

Salud y clima. El presidente de la República también hizo énfasis en que la región debe actuar en conjunto para impedir que el Zika se convierta en una pandemia.

Asimismo, pidió a los miembros de la AEC actuar para mitigar el impacto del cambio climático, acogiendo cuanto antes los Acuerdos del Conferencia sobre Cambio Climático de Naciones Unidas de París (COP21).

Este domingo, al cierre de la Cumbre de la AEC, Solís tendrá reuniones bilaterales con el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela; el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; el de República Dominicana, Danilo Medina; y con los primeros ministro de Trinidad y Tobago, Jamaica y con el holandés, Mark Rutte.

A Solís lo acompaña el canciller Manuel González y su jefe de despacho. La delegación retornará el lunes al país.