19 julio, 2014

En el último día de su visita a Brasil, el presidente Luis Guillermo Solís solicitó a la Cancillería dar prioridad el acercamiento con esta nación porque quiere una “relación de nuevo cuño”, diferente a la que han tenido sus antecesores.

“Estaré empeñado permanentemente, y así lo he instruido a la Cancillería, para que a partir de este viernes, se inicie un proceso de acercamiento estratégico con Brasil, un país al que admiro, un pueblo al que quiero y un liderazgo que respeto”, manifestó Solís.

El gobernante concluyó su gira de tres días en suelo brasileño con una reunión con el expresidente de ese país, Luiz Inácio Lula da Silva, a quien invitó a visitar Costa Rica durante el primer semestre del 2015, para que participe como orador en un encuentro con jóvenes.

Durante la cita con Lula, el mandatario también conversó sobre la integración latinoamericana, la participación de las mujeres en la política, las energías limpias y el desarrollo social. Sobre el último punto, Solís mostró interés en conocer las experiencias de Da Silva en el combate a la pobreza.

Etiquetado como: