Por: Natasha Cambronero 16 febrero, 2016
El presidente Luis Guillermo Solís negó que existan tensiones entre su Gobierno y el de Estados Unidos, tal como aseguró el embajador esa nación, Stafford Fitzgerald Haney.
El presidente Luis Guillermo Solís negó que existan tensiones entre su Gobierno y el de Estados Unidos, tal como aseguró el embajador esa nación, Stafford Fitzgerald Haney.

El presidente, Luis Guillermo Solís, negó ayer que la política agrícola de su gobierno esté inclinada, por factores ideológicos, en favor de los productos locales y en detrimento de las importaciones.

“Sobre si el Gobierno está cambiando su posición respecto a las importaciones costarricenses en una acción que podría ser catalogada como proteccionista, de ninguna manera, esa no es la tesis del Gobierno.

”Queremos que nuestros productores agropecuarios compitan en buena lid con las importaciones de terceros países. Lo que hemos dicho es que, en algunos casos, se ha vuelto necesario salvaguardar la capacidad productiva de estos sectores en temas conocidos en su momento, como arroz o azúcar, pero no hay ningún cambio, ni se ha instruido ningún cambio que pueda, llamémoslo contaminar, ya no de insectos, sino de ideología”, dijo Solís.

Así reaccionó ante las declaraciones del embajador de Estados Unidos, Stafford Fitzgerald Haney, quien consideró que la política agrícola de esta administración está tensando las relaciones entre ambos país.

El diplomático cuestionó la labor del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), pues considera que ha actuado bajo parámetros políticos y no científicos, a la hora de detener la importación de algunos productos agropecuarios provenientes de Estados Unidos y otros países, en particular los de cultivos como el aguacate y la papa.

Solís no cree que exista algún tipo de tensión con la administración de Barack Obama, sino que se trata de una serie de “observaciones”, las cuales, afirma, se deben atender a la brevedad.

“No hay tensiones, lo que hay entre el Gobierno de Estados Unidos y el de Costa Rica es una serie de observaciones”, insistió Solís, quien dijo que lo que ha ocurrido, según las autoridades estadounidenses, es la detección de embarques costarricenses contaminados por bacterias o insectos.

Mientras tanto, en la Asamblea Legislativa, el jefe de la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Julio Rojas, afirmó que se debe evaluar la labor del director del Servicio Fitosanitario, Francisco Dall’Anese Álvarez, para determinar si cumplió con los protocolos de revisión de las importaciones.

Por otra parte, el diputado Johnny Leiva, jefe de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), agregó: “Nos parece que es una inconsistencia más de este gobierno, un ministerio defiende una cosa y otro ministerio otra. No hay una claridad política nacional de hacia dónde va el país”.