Entre los cuatro objetivos de la visita está incentivar la cooperación y reforzar la proyección de la política exterior costarricense hacia los países de esa región

Por: Ángela Ávalos 13 diciembre, 2015

El presidente de la República Luis Guillermo Solís y su comitiva ya están en tierras cubanas.

Según Solís, uno de los cuatro objetivos del viaje de dos días es continuar el proceso de normalización de las relaciones entre ambos países.

"He venido a Cuba con cuatro objetivos principales: terminar el proceso de normalización de nuestras relaciones que desde los años noventa se ha venido produciendo de manera progresiva. Luego, reconocer en Cuba uno de los principales actores de la Cuenca del Caribe, región hacia la cual Costa Rica quiere proyectar su política exterior. Estamos en un esfuerzo de acercamiento a los países de las Antillas Mayores y hacia el Caribe insular, para compartir actividades con los primeros ministros del Caricom (Comunidad del Caribe)", manifestó Solís a su arribo al aeropuerto internacional José Martí.

Solís también manifestó el interés nacional en promover la cooperación con Cuba y los intercambios comerciales. Según informó el presidente, Costa Rica exporta a la isla $40 millones al año.

En el arribo a la isla, Solís dijo que entre la agenda de temas está la situación de los migrantes cubanos varados en territorio nacional desde el 15 de noviembre.

El mandatario viajó con una delegación de 31 personas, entre ellas los ministros de Relaciones Exteriores, Manuel González; de Ciencia y Tecnología, Marcelo Jenkins; de Turismo, Mauricio Ventura; y de Salud, Fernando Llorca.

También lo acompañan Mariano Figueres, director de Inteligencia y Seguridad, y la primera dama, Mercedes Peñas.

Etiquetado como: