16 marzo
En Washington, capital de Estados Unidos, el presidente Luis Guillermo Solís participó este jueves como orador principal en el Foro de Dialogo Interamericano sobre las perspectivas en torno al estado actual de las relaciones en Centroamérica.
En Washington, capital de Estados Unidos, el presidente Luis Guillermo Solís participó este jueves como orador principal en el Foro de Dialogo Interamericano sobre las perspectivas en torno al estado actual de las relaciones en Centroamérica.

Washington

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, advirtió este jueves en Washington su preocupación por el flujo de migrantes por América Central que viajan o regresan de Estados Unidos, señalando que el tema será parte de su diálogo con el gobierno de Donald Trump.

"Tenemos una situación de migrantes en la región que tiene al menos dos fuentes: los que están subiendo hacia el norte y otra que resulta del flujo del norte hacia el sur, que puede ser exacerbado con una política masiva de deportaciones", dijo Solís.

"Nos preocupan los dos flujos porque Costa Rica no tiene las condiciones para aguantar la llegada masiva de migrantes que pueda superar dos o tres veces lo que ya tenemos en el país", afirmó el mandatario a periodistas, tras una conferencia en el Diálogo Interamericano, un centro de análisis.

En la capital estadounidense, Solís se reúne este jueves con el secretario de Seguridad Interior, John Kelly, antes de ser recibido mañana en la Casa Blanca por el vicepresidente Mike Pence.

A tono con la dura política migratoria de Trump, Kelly otorgó hace unas semanas amplios poderes a las agencias federales para deportar a inmigrantes indocumentados de Estados Unidos, cuyo número se estima en 11 millones, en su gran mayoría latinoamericanos.

Solís dijo que aunque la inmigración es un "tema sensible" en Costa Rica, "por el momento la situación no esta desbocada", y señaló que su mayor prioridad en su encuentro con Kelly será la seguridad regional.

Tras la visita del presidente peruano Pedro Pablo Kuczinsky hace tres semanas a la Casa Blanca, Solís es el segundo líder latinoamericano en reunirse con la plana mayor de la nueva administración estadounidense.

Su agenda en Washington coincide con la presentación del primer proyecto de presupuesto de Trump, en el que el mandatario republicano propone drásticos recortes de gastos en ayuda internacional.

Solís se mantuvo cauto y llamó a esperar a que el proyecto se debata en el Congreso.

"Cuánto específicamente podría afectar a Centroamérica y Costa Rica no lo sabemos", apuntó.