Por: Gerardo Ruiz R. 15 septiembre, 2015

El presidente Luis Guillermo Solís descarta cualquier plan de su administración para equiparar los sueldos que se pagan a los empleados de los ministerios con los que reciben quienes laboran para las entidades autónomas.

Las diferencias entre ambos sectores son abismales, concluyó un reportaje de La Nación donde se informó que, después de 20 años de laborar, el salario mensual de un técnico en informática de cualquier ministerio es de ¢435.000, mientras que, en el mismo periodo, el sueldo de un técnico en informática de la Universidad de Costa Rica (UCR) llega a ¢1,1 millones al mes.

En el caso del puesto de gerente, uno del Gobierno Central (Presidencia y ministerios) gana ¢3 millones al mes, mientras que en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) gana ¢12 millones.

El presidente Solís dijo que, pese a las diferencias, su administración no tiene en estos momentos “ninguna intención” de homologar los salarios del Gobierno Central con los del sector descentralizado. Todo lo contrario.

“Más bien, estamos haciendo un esfuerzo para sostener los empleos del Gobierno Central en los montos actuales (de los salarios) para evitar que se disparen los de los jerarcas de los ministerios”, dijo Solís.

La declaración precede a la comparecencia de la ministra de Planificación, Olga Marta Sánchez, ante el plenario de la Asamblea Legislativa, donde rendirá un informe que le solicitaron los diputados sobre el empleo público.

Este lunes, la jerarca se reunió con el presidente Solís para informarle sobre los contenidos del informe relacionado con las diferencias salariales.