Por: Natasha Cambronero 14 abril, 2015

El presidente Luis Guillermo Solís considera que los presos políticos en Venezuela deben enfrentar sus procesos judiciales en libertad.

Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, preso en febrero. | AFP
Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, preso en febrero. | AFP

Así lo expresó el viernes en Panamá, en una entrevista con el noticiero La Noche, del canal colombiano NTN24, en el marco de la Cumbre de las Américas.

“Quienes estén presos por delitos políticos o por delitos políticos conexos, deben tener garantías para la tramitación de esos cargos, deben ser informados de ellos, y deben hacerlo en libertad, que es lo que procede, respetándose el debido proceso”, afirmó Solís.

Agregó que su interés no es interferir en la decisiones internas de Venezuela, pero, a su juicio, esa es la vía que se debe seguir con los presos políticos, entre quienes se encuentran el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y Leopoldo López, opositor al gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela.

Ledezma es acusado de planear un golpe de Estado y López de incendio, instigación pública, daños a la propiedad pública y asociación para delinquir.

“Por supuesto, cada gobierno tiene la obligación de tutelar su derecho interno y yo no quiero, de ninguna manera, darle lecciones de administración de justicia a ningún gobierno, pero en materia política lo que corresponde es eso, para evitar cualquier interpretación ulterior”, afirmó el mandatario.

Luis Guillermo Solís también dijo que “no conviene” la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de calificar la situación en Venezuela como una “amenaza” a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos.

“Son medidas que tomó el Gobierno de los Estados Unidos frente a funcionarios específicos (a los que suspendió visas), y los Estados tienen esa potestad (...). Creemos que las medidas unilaterales de un país contra otro tendrán la lógica del gobierno interno, pero no convienen en el marco internacional; es un principio que en alguna manera solivianta los entendimientos de orden multilateral que Costa Rica siempre ha defendido”, dijo Solís.