El Presidente dijo que las reducciones al plan de gastos, aprobadas por los diputados, ponen en peligro los planes sociales en salud, educación, seguridad y producción agropecuaria

Por: Aarón Sequeira 17 octubre, 2014

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, anunció que luchará contra los recortes por ¢97.000 millones que aprobaron los diputados de la Comisión de Hacendarios al Presupuesto Nacional del 2015.

Luis Guillermo Solís, presidente de la República.
Luis Guillermo Solís, presidente de la República.

"Haré todo lo posible por tratar de corregir las decisiones de las últimas horas que están afectando la forma de hacer políticas públicas para lograr una mejor estabilidad social", dijo el mandatario.

Con esas palabras, Solís cerró el discurso de apertura del diálogo que el Poder Ejecutivo entabló con las organizaciones sociales en el Museo de Jade, en San José.

Según el presidente, los recortes presupuestarios, liderados por el diputado oficialista Ottón Solís y los legisladores de la Unidad Social Cristiana (PUSC), "conspiran contra el mandato constitucional recibido por esta administración".

Expectativa menor. El viceministro de Egresos, José Francisco Pacheco, asegura que Hacienda “obviamente hubiese querido menos recortes”. Ahora se dará la tarea de dialogar con los diputados para intentar achicar la suma de ¢97.000 millones.

“Todos los ministerios están siendo afectados en mayor o menor medida (...) Definitivamente con un recorte de ese tipo era imposible no tener efectos secundarios en algunos programas”, dijo Pacheco, quien agregó aún no tiene una “cifra mágica” de gastos que quieren reintegrar.

Aunque aseveró que solo Hacienda ocupa que le presupuesten ¢7.000 millones más, pues la reducción fue del 14%. La cifra exacta se tendrá hasta concluir un proceso de consultas con las distintas instituciones públicas.

No obstante, Pacheco descartó que el Ejecutivo vuelva a impulsar la propuesta de recortes por ¢61.000 millones, pues a su juicio eso significaría echar machar atrás al acuerdo político que se alcanzó en la Asamblea Legislativa.

“Muy difícil llegar a ese nivel, pero esperamos que los diputados reflexionen en algunos recortes, donde las rebajas están afectando algunos programas de manera particularmente fuerte”, expresó el viceministro.

En plenario. El Presupuesto del 2015 fue aprobado por la Comisión de Hacendarios el jueves por la noche y llegará al plenario del Congreso a partir del 1° de noviembre.

Según la Constitución, el plan de gastos del Gobierno debe estar aprobado definitivamente antes del 30 de noviembre.

El presidente apuntó que tratará de revertir los recortes que hicieron los diputados en las próximas semanas.

"No es que no reconozcamos la necesidad de recortes, de una mayor eficiencia y transparencia en el gasto", adujo Solís.