Por: Esteban Oviedo 28 mayo, 2014

El presidente Luis Guillermo Solís afirmó que la capilla de Casa Presidencial debe ser abierta a creyentes de todas las religiones.

Luis Guillermo Solís, presidente de la República.
Luis Guillermo Solís, presidente de la República.

"No me enteré que había una capilla, sino hasta hace poco tiempo. Creemos que es una capilla que debe de mantenerse como un sitio de reflexión para todos quienes quieran tenerlo y que sea una capilla interdenominacional, porque no todos los que están en la Casa Presidencial somos católicos", declaró el mandatario esta mañana.

A la misma vez, Solís pidió al obispo José Francisco Ulloa, miembro de la Conferencia Episcopal, designar un capellán para Casa Presidencial.