Aprovechará Asamblea General de Naciones Unidas para promover a tica

Por: Esteban Mata Blanco 14 agosto, 2016
El presidente Luis Guillermo Solís presentó la candidatura de Christiana Figueres para la ONU, el 7 de julio en San José. | ARCHIVO/JEFFRY ZAMORA
El presidente Luis Guillermo Solís presentó la candidatura de Christiana Figueres para la ONU, el 7 de julio en San José. | ARCHIVO/JEFFRY ZAMORA

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, prepara su mejor perfil diplomático para impulsar la candidatura de Christiana Figueres para secretaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Solís tiene en agenda viajar a Nueva York a finales de setiembre para participar en la 70.ª Asamblea General de Naciones Unidas, donde su objetivo principal será impulsar la postulación de Figueres.

El embajador de Costa Rica ante la ONU, Juan Carlos Mendoza, dijo a La Nación que la orden del mandatario es enfocar todos los esfuerzos diplomáticos posibles en procura de lograr que Figueres se convierta en la primera mujer que dirige el organismo global a partir del 1.° de enero del 2017.

“El presidente ha dado instrucciones para que todos los esfuerzos en Nueva York se conduzcan para la candidatura de doña Christiana”, dijo Mendoza.

El exdiputado y ahora diplomático, enfatizó en el hecho de que aún quedan visitas pendientes a capitales de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, en busca de apoyo.

Cabe recordar que la recomendación del nombre para que sea elegido por la Asamblea General de la ONU debe ser emitido por el Consejo de Seguridad, conformado por 15 naciones.

De esas 15, hay cinco que son miembros permanentes: Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Rusia y China. Estos cinco países tienen poder de veto en la elección, o sea, que con solo el voto negativo de una de ellas, se acaban las aspiraciones de Figueres y de cualquier otro aspirante.

Las demás naciones, Angola, Egipto, España, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Senegal, Ucrania, Uruguay y Venezuela, están en la lista de países que se deben convencer para ganar la nominación a la Asamblea.

Cuesta arriba. La escogencia de Figueres pareció ponerse cuesta arriba ante la fortaleza del candidato de Portugal, Antonio Guterres, quien en la votación secreta, obtuvo un importante respaldo que fue filtrado a la prensa.

Dicho proceso se realizó el 22 de julio pasado. En este, Figueres recibió cinco votos a favor y cinco en contra, al tiempo que cinco países no se pronunciaron sobre ella. Tal votación, secreta y de la que no se anunciaron resultados oficiales, fue el primer sondeo a los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en relación con los 12 candidatos para suceder a Ban Ki-moon por un periodo de cinco años.

La votación se llevó a cabo para reducir, poco a poco, el número de aspirantes a uno razonable, incitando a los peor calificados a abandonar la carrera.

En las próximas semanas, se llevarán a cabo varias rondas más para tratar de encontrar el aspirante de consenso que, en octubre, será propuesto a la Asamblea General de la ONU.

Mendoza afirmó que Solís estará activo en Nueva York a la caza de votos y que se preparan encuentros para tal efecto con otros mandatarios.