Mandatario escuchó a varios sectores quejarse de la afectación de la sequía en la producción agropecuaria.

Por: Aarón Sequeira 23 julio, 2014
En su discurso, el presidente Solís hizo un llamado a las fuerzas políticas a conjugarse para atender las preocupaciones de la región.
En su discurso, el presidente Solís hizo un llamado a las fuerzas políticas a conjugarse para atender las preocupaciones de la región.

Liberia recibió al presidente Luis Guillermo Solís en el palacio municipal de la ciudad con una serie de problemas por resolver, con lo que le llenaron la carpeta al mandatario.

En la sesión del concejo municipal, junto con el alcalde, Luis Gerardo Castañeda, y el presidente municipal, Dennis Baltodano, el presidente escuchó a varios sectores quejarse de la afectación de la sequía en la producción agropecuaria.

En promedio, las pérdidas por los efectos del fenómeno de El Niño rondan entre ¢7.000 y ¢12.000 millones.

Otra vez escuchó Solís los problemas de la juventud guanacasteca de acceso a empleo de calidad y de infraestructura vial, tema que el ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini, diagnosticará e intervendrá, luego de una orden presidencial.

En la reunión con los liberianos estuvieron la ministra de Cultura, Elizabeth Fonseca, los diputados Víctor Morales Zapata, del Partido Acción Ciudadana (PAC) y los socialcristianos Johnny Leiva y Jorge Rodríguez.

Castañeda explicó que hay urgencia en la atención del alcantarillado sanitario de Liberia, la modernización de la feria del agricultor y la asignación de recursos para el Museo de Guanacaste.

En su discurso, el presidente Solís hizo un llamado a las fuerzas políticas a conjugarse para atender las preocupaciones de la región y aseguró que ya hay soluciones en temas como la infraestructura y la Cultura.

"Hay divisiones necesarias y deseables, pero hay que ponernos todos de acuerdo para resolver los problemas que hay, porque no se van de la noche a la mañana, y los efectos de los fenómenos climáticos son recurrentes", dijo el presidente.

En el Concejo Municipal los regidores le pidieron asesoría en temas fiscales al presidente, pues las deudas por morosidad han crecido desde el 2010 a la fecha de ¢1.500 millones a ¢4.800 millones en la actualidad.

Etiquetado como: