La expresidenta de Costa Rica asegura que confía en la decisión que se tome en el tribunal de La Haya y acotó que ya se han dado varios triunfos del país allí

Por: Aarón Sequeira 14 diciembre, 2015
La gestión de Laura Chinchilla en la presidencia de la República se vio marcada por el conflicto limítrofe con Nicaragua por la invasión a isla Calero.
La gestión de Laura Chinchilla en la presidencia de la República se vio marcada por el conflicto limítrofe con Nicaragua por la invasión a isla Calero.

San José

La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla (2010-2014), aseguró que los fallos de la Corte Internacional de Justicia de La Haya tienden a ser salomónicos, o sea, que beneficien a ambas partes en litigio por igual.

A dos días de que se conozca la decisión sobre el pleito entre Costa Rica y Nicaragua por la invasión de este último país a una porción de la provincia de Limón, Chinchilla se reunió con los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN) para comentar el fallo por venir.

“Hay que estar abiertos y ser profundamente respetuosos del fallo. (...) Lo más importante es que la Corte pueda reafirmar la integridad territorial de Costa Rica y el ejercicio pleno de la soberanía en la Isla Portillos”, dijo la mandataria, luego de la cita con los verdiblancos.

En la sentencia, también la Corte dictará resolución sobre la acusación que hizo Nicaragua contra nuestro país por supuestos daños ambientales durante la construcción de la trocha fronteriza, o ruta nacional 1856.

“No quiero especular sobre algo tan delicado. Ya había habido un fallo favorable a los argumentos de Costa Rica y rechazado los que Nicaragua enarbolaba, que quería frenar la construcción de la vía”, dijo Chinchilla.

Para la mandataria, el triunfo sobre la trocha es que se reconozca el pleno derecho costarricense a construir la obra y los esfuerzos de mitigación que hemos venido haciendo.

Relaciones seguirán igual

Para Chinchilla, aunque confía en un fallo favorable a los intereses ticos, la sentencia no ayudará a mejorar las relaciones bilaterales con el gobierno de Daniel Ortega.

“Cuando hay regímenes autoritarios, autocráticos, profundamente corruptos en el país del norte, se tienden a intensificar las agresiones contra Costa Rica”, comentó la exmandataria.