Por: Esteban Mata Blanco 27 junio, 2013

La demanda por difamación presentada el martes por la presidenta de la República, Laura Chinchilla, contra un crítico suyo, asciende a los ¢100 millones, explicó ayer a La Nación el abogado de la mandataria, Alexánder Rodríguez.

Alberto Rodríguez dice que querella es una cortina de humo. | MAYELA LÓPEZ
Alberto Rodríguez dice que querella es una cortina de humo. | MAYELA LÓPEZ

La demanda de la presidenta se dio luego de que el empresario hotelero Alberto Rodríguez Baldi publicara en su perfil personal de la red social Facebook un texto en el que achaca a Chinchilla la compra de terrenos en playas de Guanacaste, valorados en varios millones de dólares, así como la afirmación de que la mandataria es empresaria de generación eléctrica.

El empresario exteriorizó que la querella en su contra es una cortina de humo del Gobierno para distraer atención de temas como la indemnización a la firma OAS.

Alberto Rodríguez dice que querella es una cortina de humo. | MAYELA LÓPEZ
Alberto Rodríguez dice que querella es una cortina de humo. | MAYELA LÓPEZ

Ayer mismo, Chinchilla desmintió los señalamientos y recalcó que sus recursos provienen únicamente de lo que gana en su cargo en la Casa Presidencial y de la pensión de su marido.

“Cualquier persona que sugiera algo diferente a eso, tendrá la obligación de demostrarlo; de lo contrario, estaría levantando un falso”, dijo Chinchilla.

El abogado de Chinchilla agregó que, de ganar la demanda, la presidenta donará los recursos a causas de bien social, y afirmó que lo que se pretende es sentar responsabilidades. Colaboró el periodista Esteban Oviedo