Por: Daniela Cerdas E. 16 diciembre, 2015
La expresidenta de la República, Laura Chinchilla, celebró este miércoles la resolución de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) que le dio la razón a Costa Rica por la invasión nicaragúense a Isla Portillos y en la que no se evidenció daño por la construcción de la trocha 1856.
La expresidenta de la República, Laura Chinchilla, celebró este miércoles la resolución de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) que le dio la razón a Costa Rica por la invasión nicaragúense a Isla Portillos y en la que no se evidenció daño por la construcción de la trocha 1856.

Santa Ana, San José

"Con palmadas como cuando se gana y se anota un gol". Así manifestó la expresidenta Laura Chinchilla que celebró el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) en el que se determinó la soberanía de Costa Rica sobre el extremo norte de isla Calero, conocido como isla Portillos, y la resolución de que la construcción de la trocha 1856 en la margen derecha del río San Juan no provocó ningún daño ambiental a Nicaragua.

Chinchilla dijo que se quitó un peso de encima con este fallo e instó al gobierno del presidente Luis Guillermo Solís a que no le tenga miedo a seguir adelante con la ruta 1856.

La expresidenta agradeció al pueblo, equipo diplomático y a los expertos que acompañaron este proceso.

"Se reconoce la soberanía sobre el territorio en disputa, se reconoce que Nicaragua debe indemnizar y que invadió a lo largo del proceso y las medidas cautelares. Reconozco que no fuimos efectivos en demostrar que había una emergencia al estar en medio de (una situación) de invasión", dijo Chinchilla, quien considera que esto fue una tarjeta amarilla en esta sentencia.

La exmandataria hizo un llamado a que se acate la sentencia y agradeció al presidente y al canciller por que hubo consistencia en la defensa del país.

Chinchilla dijo que la decisión de construir la ruta fue oportuna frente a los acontecimientos.

Agregó que esta sentencia tendrá un impacto en la relaciones entre Costa Rica y Nicaragua. "Es una sentencia positiva que debe llamar al regocijo, porque se asienta en la tradición de nuestro país del respeto internacional".

Laura Chinchilla escuchó la lectura de la sentencia en su casa en Santa Ana acompañada por Carlos Roverssi, ex vicecanciller y exministro de Comunicación; Eduardo Ulibarri, exembajador en la Organización de Naciones Unidos; Jorge Urbina, exembajador en Holanda; José María Rico, su esposo, y Manuel Dengo, exembajador de Costa Rica en Jinebra.

La exmandataria dijo que en las próximas horas van a mandar una nota donde ampliará y analizará el fallo.