Expresidenta recibió peticiones para que aspire a la Presidencia en el 2018

Por: Eillyn Jiménez B. 7 febrero, 2016

El ambiente electoral en la Escuela Joaquín García Monge estuvo frío durante la mañana hasta que llegó a votar la expresidenta Laura Chinchilla (2010-2014).

Cualquiera de los candidatos al puesto de alcalde hubiera deseado ser recibido con la algarabía que manifestaron los vecinos desamparadeños, el cantón que tiene más candidaturas en disputa, 14 en total.

Desamparados también es el cantón con el porcentaje más elevado de abstencionistas que se registró en las pasadas elecciones. Cuatro de cada cinco ciudadanos (84%) no se interesó en la elección del alcalde y se perdieron ¢365 millones por costo del voto.

A pesar de que la exmandataria no aspira a ninguna alcaldía, su presencia desembocó en fiesta y hasta recibió peticiones para que aspire nuevamente a la Presidencia de la República en la próximas elecciones presidenciales, a celebrarse en el 2018.

infografia
Chinchilla llegó al centro educativo minutos antes de las 11:30 a. m., donde se encontró con sus tías, y fue recibida en medio de música, mascaradas, banderas y confeti.

La expresidenta recibió un ramo de rosas blancas y compartió con niños y simpatizantes liberacionistas.

Argumentó que vota en Desamparados, aunque vive en Santa Ana, porque es el lugar donde nació e hizo un llamado para aumentar la seguridad en el cantón.

"La seguridad es una necesidad, la violencia se ha salido de control, hay que trabajar en eso", expresó.

Chinchilla aseguró que su partido saldrá victorioso este domingo, cuando se conozcan los resultados de los comicios municipales.

"Mi presencia acá es de apoyo hacia el candidato de Liberación Nacional de Desamparados (Gilberth Jiménez). Mi ciclo político ya acabó, pero quiero participar en este resurgir liberacionista", manifestó.

infografia
Las tías de Laura Chinchilla la acompañaron a la escuela García Monge de Desamparados. John Durán