Presidenta pidió a Canciller que dé a conocer texto a todo el cuerpo diplomático

Por: Esteban Mata Blanco 6 abril, 2013

El plan de paz para Siria que ideó el diputado del PUSC José Roberto Rodríguez tiene el visto bueno y el impulso de la presidenta de la República, Laura Chinchilla.

Tocando puertas, Rodríguez consiguió que la presidenta Laura Chinchilla le diera el visto bueno a su “hoja de ruta”, como él llama su proyecto pacifista.

En un oficio del 27 de febrero, Chinchilla notificó al canciller, Enrique Castillo, que veía con simpatía el plan de Rodríguez y pidió el apoyo para el texto del legislador socialcristiano.

“Le agradecería coordinar las acciones para que la propuesta del diputado Rodríguez sea puesta en conocimiento de todo nuestro cuerpo diplomático, y para que en los diferentes foros internacionales en los que nuestro país tenga participación, nuestros representantes aboguen por la paz en Siria, sobre la base del diálogo que se propone”, señaló la mandataria.

Rodríguez tiene un año de buscar apoyo para su planteamiento, que pretende poner fin al conflicto bélico sirio, el cual en dos años cobró la vida de 70.000 personas, según datos de las Naciones Unidas.

Desde octubre pasado, Rodríguez inició un cabildeo ante la Cancillería para impulsar su plan de paz en las Naciones Unidas; sin embargo, los resultados no han sido los que esperaba pues quería reunirse con el propio secretario del organismo, Ban Ki-moon.

El proyecto de paz de Rodríguez consiste en abrir una mesa de diálogo con el secretario de la ONU como mediador y un compromiso de cese el fuego entre los rebeldes sirios y las autoridades al servicio de Bashar al-Assad.

El embajador de Costa Rica ante Naciones Unidas, Eduardo Ulibarri, manifestó que se le ha dado toda la ayuda posible a Rodríguez.

Diferencia. El canciller Castillo afirmó que se da el respaldo a la propuesta de Rodríguez y que se gestiona el impulso a la iniciativa del diputado, sin que esto necesariamente implique que ese plan sea la posición del país.

“La Cancillería no va a adoptar la posición de él (Rodríguez). La misión diplomática en Nueva York lo que hace es transmitirla, no es del Poder Ejecutivo ni de la Cancillería”, dijo Castillo.

Sin embargo, eso no es lo que piensa el legislador, quien cree todo lo contrario.

“La presidenta está de alguna manera oficializando nuestros trabajos que llevamos adelante en ese sentido. Era un paso que se requería, sobre todo, para juntar esfuerzos con la Cancillería y la misión de Naciones Unidas en Nueva York”, expresó el diputado.