Por: Esteban Oviedo 16 abril, 2014

Luis Guillermo Solís recurrió principalmente a académicos de las universidades estatales y a profesionales ligados al sector público para formar su futuro gabinete. En total, estos dos grupos representan el 48% de los 21 designados que el presidente electo anunció el lunes.

Entre los académicos están: Sonia Marta Mora, próxima ministra de Educación; Olga Marta Sánchez, de Planificación; Elizabeth Fonseca, de Cultura; Édgar Gutiérrez, de Ambiente, y Yamileth Astorga, en Acueductos y Alcantarillados (AyA).

En el caso de los que provienen del sector público, dos regresan a dirigir las instituciones en las que se pensionaron: Carlos Obregón, en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), y María Elena López, en Salud.

Con ellos figuran el alcalde de Aserrí, Víctor Morales, quien asumirá la cartera de Trabajo; el actual viceministro de Seguridad y de Presidencia, Celso Gamboa, que dirigirá Seguridad; y Alejandra Mora, actual directora de la Defensoría de la Mujer, en la Defensoría de los Habitantes, y futura ministra de la Mujer.

Después de estos dos colectivos, el equipo de Solís se nutre de profesionales liberales y de personas ligadas a la Asamblea Legislativa.

Por profesión, dominan abogados y economistas, seguidos por una estela de 11 profesiones más. La edad promedio de los próximos jerarcas es de 54 años, en tanto los hombres representan un 68% y las mujeres un 38%.

Solís reconoció que le tocará saldar deudas pendientes con la juventud y con las mujeres.