Por: Aarón Sequeira 31 mayo, 2013

El polémico diputado evangélico Justo Orozco, del Partido Renovación Costarricense, quedó fuera de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, que tramita el proyecto de unión civil homosexual.

También quedó fuera de esa instancia legislativa el legislador Carlos Avendaño, quien es pastor y buscaba ser el presidente de la Comisión durante este año.

Así lo aclaró el presidente de la Asamblea, el liberacionista Luis Fernando Mendoza, que ayer conformó las comisiones especiales.

La presión para que Orozco y otros diputados opuestos a las propuestas pro uniones gais quedaran fuera del trámite, provino de organizaciones sociales y diputados allegados a la iniciativa.

Según la conformación anunciada ayer, la Comisión está compuesta por los diputados Óscar Alfaro, Jorge Rojas y Jorge Angulo, de Liberación Nacional; Carmen Muñoz y Juan Carlos Mendoza, de Acción Ciudadana; Adonay Enríquez, del Movimiento Libertario, y José Roberto Rodríguez, de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

Mendoza prometió, el miércoles, que la integración de la Comisión buscaría establecer un equilibrio, más que de fuerzas políticas, de opiniones sobre los temas polémicos que se discuten en el foro.

“Yo no pedí Derechos Humanos. Pedí Educación, Ciencia y Tecnología. Es una comisión en la que puedo dar muchos aportes, de acuerdo con mis capacidades”, dijo Orozco.

El evangélico sostiene una polémica con la diputada del PAC Carmen Muñoz, quien impulsa las uniones gais. La congresista denunció persecución a raíz de la solicitud del diputado de que ella se aleje de ese trámite por supuestos intereses personales, dada la preferencia sexual de la legisladora.