Por: Rebeca Madrigal 24 agosto

El empresario costarricense importador de cemento procedente de China, Juan Carlos Bolaños, afirmó que el crédito que su empresa Sinocem Costa Rica obtuvo con el BCR nunca ha entrado en mora.

"La operación siempre se ha encontrado y se encuentra al día, continua con normalidad, realizando giros y pagos posteriores según corresponde a una línea de crédito revolutiva", afirmó.

Esa fue una de sus reacciones después de consultársele su opinión sobre los argumentos con los que la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR) ordenó una investigación externa sobre el préstamo a Sinocem.

Seis directores aprobaron la indagación con base en informes que apuntan que dos firmas del empresario (Sinocem e Inversiones del Grupo JCB) recibieron $7,5 millones como 'devolución' por parte de la única empresa que le provee cemento desde China, Sinobuilding Materials Hong Kong, empresa que recibió la totalidad del préstamo por $20 millones para comprar el producto en ese país.

"Por respeto al deber de confidencialidad y secreto bancario no puedo referirme a esto", dijo Bolaños vía correo electrónico, aunque agregó que lo que tiene es una línea de crédito revolutiva que trabaja con normalidad.

La misma respuesta dio ante la pregunta sobre un depósito del mismo proveedor en el Banco Davivienda, del cual La Nación tiene copia, por $2 millones por concepto de 'daños' en un cargamento y 'publicidad'.

Por otra parte, contrario a lo que la Junta Directiva sospecha, el empresario de 38 años, rechazó una relación de negocios, además de ser su cliente, con el proveedor que le habría transferido de vuelta tal cantidad de dinero.

"No existe relación más allá de la de cliente proveedor entre Sinocem Costa Rica y Sinobuilding Materials Hong Kong respectivamente", respondió.

Uno de los informes que motivó a la Junta Directiva a investigar las dos líneas de crédito que tiene Bolaños con el BCR, indica que Sinocem Costa Rica es el único cliente de Sinobuilding y que la compañía con sede en Hong Kong fue creada casi al mismo tiempo en el que Sinocem Costa Rica recibió el préstamo en enero de 2016.

Bolaños aclaró que Sinocem solo tiene deudas con el Banco de Costa Rica.