Afirma que en Comisión de órgano certificador hay nexos con Holcim

Por: Gerardo Ruiz R. 23 octubre
Juan Carlos Bolaños señaló a Inteco, según él, por favorecer los intereses de las empresas Holcin y Cemex como máximos oferentes de cemento en el país. El empresario dirigió una nota el viernes al Meic donde pide que no se usen reglamentos técnicos para perjudicarlo. | JOSÉ CORDERO
Juan Carlos Bolaños señaló a Inteco, según él, por favorecer los intereses de las empresas Holcin y Cemex como máximos oferentes de cemento en el país. El empresario dirigió una nota el viernes al Meic donde pide que no se usen reglamentos técnicos para perjudicarlo. | JOSÉ CORDERO

Juan Carlos Bolaños afirmó que sufre “nuevas limitaciones reales y actuales” para importar cemento desde China.

El empresario y presidente de Sinocem se quejó por las condiciones del mercado en una nota que dirigió a la ministra de Economía, Industria y Comercio (Meic), Geannina Dinarte, el pasado 20 de octubre, en medio del escándalo por presunto tráfico de influencias en el que están envueltos, además de él, miembros de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, además del sector bancario.

En su nota le pidió a Dinarte que intervenga para corregir la interpretación de dos reglamentos que, según él, permiten actuaciones arbitrarias que ve como una intención de sacarlo del mercado, dominado por Holcim y Cemex.

“En la actualidad a mi representada como importadora, se le ha afectado gravemente en la obtención del Certificado de calidad del producto, el cual es necesario para la nacionalización del mismo, todo, por procesos de controles, verificaciones y trámites que únicamente existen en Costa Rica, en evidente y claro proteccionismo del duopolio existente”, recalcó en su misiva.

Bolaños la emprendió contra los reglamentos RTCR 476:2015 y RTCR 479:2015 porque afirma que no se basan en normas internacionalmente aceptadas para acreditar la calidad del cemento, sino que utilizan reglas creadas por el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco) para uso exclusivo en el país. El problema, según el comerciante, es que Inteco usa los reglamentos como barreras para impedir el ingreso de cemento.

Incluso argumentó que a la luz de esos reglamentos Sinocem no pudo nacionalizar 10.000 toneladas de cemento chino que tienen 4 meses de estar en el barco carguero Star Crimson, ni pudo, tampoco, importar otras 45.000 toneladas de ese mismo lote, por no haber obtenido el Certificado de Calidad de Inteco, el ente nacional de normalización que se encarga de aplicar reglas para garantizar la calidad de los productos.

Complot. Bolaños describió a Dinarte una confabulación en su contra y denunció que el Comité del Cemento de Inteco era presidido por un funcionario de Holcim, Francesco Rossi, al momento en que emitió los reglamentos. Según la página web de Holcim, Rossi labora en su Centro Tecnológico del Concreto.

El dueño de Sinocem también reportó a la jerarca del Meic que Inteco solo tiene autorizado un laboratorio para realizar los ensayos de calidad de los cementos, además de no reconocer certificados internacionales “de primer orden” como prueba técnica de la calidad.

En su caso, agregó, no le fue aceptado un resultado emitido por el laboratorio Bureau Veritas , acreditado mundialmente, que demostró que su cemento es de buena calidad.

Al contrario, afirmó que Inteco usó un resultado de laboratorio emitido por CTL, una firma técnica internacional que él relaciona “a los poderosos grupos cementeros del sector”, para determinar que su cemento no cumplía con las mediciones de resistencia exigidas en el reglamento técnico y así impedir la nacionalización de la carga de cemento.

Ministra rebate críticas. Por esto, solicitó al Meic que intervenga para que garantice “la correcta interpretación de la norma” para que no sirva para discriminaciones comerciales “que limiten gravemente la competencia y la posibilidad del consumidor de contar con productos de calidad” y para que valore las limitaciones que, afirma, se están aplicando a los importadores de cemento para su manejo antes de comercializarlo.

Sin embargo, la ministra Dinarte afirmó que ella no ha autorizado en meses recientes ninguna modificación reglamentaria que complique la importación de cemento.

“Todo lo contrario, hemos sido persistentes en procurar generar condiciones favorables que no impliquen barreras técnicas al comercio y las decisiones han ido en la línea de garantizar una mayor apertura del mercado”, recalcó.

Del archivo: