"Me dolería mucho", dijo el expresidente de la República

Por: Álvaro Murillo 27 agosto, 2015
El 7 de febrero, Johnny Araya y José María Figueres se abrazaron, durante una asamblea nacional del PLN. | MARIO ROJAS.
El 7 de febrero, Johnny Araya y José María Figueres se abrazaron, durante una asamblea nacional del PLN. | MARIO ROJAS.

El presidente del Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres, lamentó la decisión casi tomada del excandidato presidencial Johnny Araya de postularse como aspirante a la alcaldía de San José con otro partido, a pesar de que en la formalidad aún pertenece a la casa verdiblanca.

Araya, alcalde josefino por dos décadas hasta que renunció en 2013 para su fallida candidatura presidencial, aún no ha confirmado de manera pública su postulación con la bandera del partido Alianza por San José, pero dentro del PLN lo dan por un hecho y Figueres se manifestó en contra.

"Me dolería mucho", dijo el expresidente de la República, tratando de eludir la responsabilidad que recaería sobre Araya, pues el estatuto interno y la ley indica que se debe expulsar a un político que se postule a un cargo de elección popular con una agrupación adversaria.

Este es uno de los ángulos del paisaje liberacionista de cara a las elecciones municipales de febrero del 2016 en los 81 cantones del país, cuyo proceso vivirá este fin de semana una etapa clave: las asambleas cantonales para definir las candidaturas para alcaldes, regidores, síndicos, concejales de distrito e intendentes.

En el caso de San José, el PLN cuenta con cuatro precandidatos entre quienes se pelean el título de candidato formal por el cantón capitalino, para competir en los comicios de febrero contra aspirantes de otros partidos, probablemente con Araya entre estos.

En total, el PLN tiene 7.292 precandidatos y de ellos la tercera parte son jóvenes y la mitad, mujeres, según el presidente del Tribunal Electoral Interno del PLN, Alvis González, quien dio ruesa de prensa esta mañana junto a Figueres.

La meta del partido es lograr el 60% de los puestos de alcaldes, por encima del 'FAC', como insiste en llamar Figueres a las uniones Frente Ampio (FA) y Partido Acción Ciudadana (PAC), aplicables en cinco cantones.

Figueres también se aferró a la respuesta de que este proceso municipal no tiene un valor especial para impulsarlo a decidirse si se lanza o no como candidato presidencial en el 2018, opción que él mantiene viva.