Visitó despacho de legisladores en busca de apoyo a su candidatura para la presidencia del partido

Por: Natasha Cambronero 4 febrero, 2015

El exmandatario, José María Figueres Olsen (1994-1998) hace 'lobby' entre los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), previo a la elección de este sábado, en la que se postulará como presidente de la agrupación.

Figueres departió con personal de la Asamblea y posó para algunas fotografías. El sábado será la elección del nuevo presidente de los verdiblancos.
Figueres departió con personal de la Asamblea y posó para algunas fotografías. El sábado será la elección del nuevo presidente de los verdiblancos.

Figueres visitó este miércoles los despachos de los legisladores verdiblancos, en busca de su apoyo, dado que la bancada está dividida, unos se inclinan por su candidatura, mientras otros respaldan la aspiración del expresidente de la Asamblea Legislativa, Francisco Antonio Pacheco.

Así se lo exteriorizaron la noche del martes, durante la reunión que sostuvieron en la jefatura de fracción en el Congreso.

Tras esa cita, según el exmandatario, algunos diputados quedaron con dudas sobre algunos de los temas que se conversaron y por eso, decidió visitarlos uno por uno en su despacho.

Aunque no precisó con quienes se reunió, La Nación comprobó que conversó con Rolando González y acudió a la oficina de Ronny Monge; sin embargo, este último no se encontraba.

Figueres agregó que con cada legislador profundizó la propuesta de renovación que pretende impulsar en el PLN si es electo para presidir el Comité Ejecutivo Nacional de la agrupación.

Así como del plan de capacitación a nivel nacional que pretender desarrollar a lo interno del partido.

"Algunas cosas en el partido están bien y hay que fortalecerlas, otras cosas tenemos que renovarlas, cambiarlas y resetearlas", expresó.

Sobre la elección del sábado dice estar optimista y que prevé que va a ser una Asamblea Nacional muy concurrida.

Si bien evita decir si ya cuenta con los votos para ganar la presidencia del PLN, aseguró que la derrota no es una opción.

"No contemplo esa posibilidad... Pero respetemos a los asambleístas, los votos no se cuentan hasta que estén en las urnas", afirmó Figueres.

En relación a su contrincante, Francisco Antonio Pacheco, solo exteriorizo halagos: "Lo tengo colocado en un umbral, por encima del bien y del mal, sólo agradecimiento le puedo tener".