Político ofreció una administración ‘de convergencia y de unidad’ para el 2014

Por: Esteban Oviedo 30 julio, 2013

Johnny Araya, candidato presidencial del PLN, propuso un “gobierno de unidad nacional”, en el que colocaría a figuras de otros partidos como ministros o presidentes de instituciones.

El ofrecimiento lo hizo la noche de este lunes en el Hotel Radisson, en San José, luego de que la Asamblea Nacional del PLN ratificara su postulación.

“Hay que integrar a algunas figuras que no necesariamente sean de Liberación Nacional (PLN). Yo creo que no debemos cerrarnos a hacer un gobierno sectario de un partido político. Yo creo que el momento actual aconseja un gobierno de convergencia, de otras fuerzas que crean, igual que nosotros, que es importante hacer las rectificaciones”, dijo Araya después de la actividad.

”Hemos hablado con líderes que no necesariamente están activos en otros partidos, pero que no son de Liberación”, continuó.

Al ser consultado sobre los candidatos que ya están confirmados en otros partidos, como Luis Guillermo Solís, en Acción Ciudadana (PAC), y Rodolfo Hernández, en la Unidad Social Cristiana (PUSC), Araya dijo: “Vamos a trabajar como si estuviéramos empatados”. Él aún encabeza las encuestas.

Autocrítica. Araya lanzó anoche un discurso matizado por la “autocrítica” hacia su partido y hacia los gobiernos de su agrupación.

Según el candidato, pese a los logros alcanzados en el desarrollo del país, Liberación también debe reconocer responsabilidad en los problemas actuales.

Entre los principales males del país, citó el aumento de la desigualdad, la corrupción, la pérdida de competitividad, el déficit fiscal, la falta de infraestructura, el desempleo y el deterioro de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Para Araya, además de necesitar una fracción legislativa fuerte para poder gobernar, la próxima administración debe ser capaz de dialogar y convencer a las demás fuerzas políticas y sociales.

“Se requiere de altos niveles de concertación nacional. Por eso hemos planteado la necesidad de conformar, en el próximo período, un gobierno de convergencia y de unidad nacional, para superar el sectarismo paralizante con nuevas y más constructivas prácticas políticas”, dijo en el discurso.

Araya, quien se declaró a sí mismo como un “constructor” (en alusión a obras municipales en San José), aprovechó la ocasión para pedir al Banco Central reconsiderar los topes impuestos al crédito.