8 abril, 2014

Bernal Jiménez cree que su liderazgo se diluye. ¿Concuerda con esa posición?

Posiblemente, ha habido un debilitamiento de mi liderazgo, eso lo reconozco con humildad, pero no renunciaré a ejercerlo, aunque haya quedado golpeado. Es mi responsabilidad ejercerlo y así lo haré.

¿La fracción sigue anuente a aceptar su dirección?

Mi liderazgo no es por decreto. No hay duda de que la fracción, en este momento, se convierte en el órgano más importante del PLN.

”Voy a seguir participando en reuniones con la fracción”.

¿Cree que hay posibilidades de que lo escuchen los nuevos diputados?

Ellos me han pedido que participe, y aspiro a ganarme ese liderazgo, y a convencerlos de que mis recomendaciones y mis consejos son correctos.

Rolando González, su exgerente de campaña, opina que ahora usted es una figura más dentro del PLN y que solo se le pedirá consejo cuando sea pertinente. ¿Desconoce don Rolando su liderazgo?

Yo no creo en el caciquismo político, quiero influir, positivamente, en las decisiones del Partido, a través del Directorio (Político) o de la fracción. La bancada me ha generado un ambiente de cordialidad y de aceptación. Voy a seguir reuniéndome con los diputados electos. Hay apertura absoluta de parte de ellos y voy a ejercer mi liderazgo.

¿Está de acuerdo en que Liberación realice un congreso ideológico?

Sí. Estoy de acuerdo, siempre que se haga en el marco de una gran apertura a sectores, que vayan más allá de la estructura del Partido. Es necesario definir el nuevo proyecto político de Liberación, en las nuevas circunstancias de partido de oposición.

¿El arayismo haría sus aportes en ese congreso ideológico?

Le corren buenos vientos al congreso ideológico y vamos a contribuir con ese proceso, que debe ser ampliamente participativo. Ahí estaré para aportar.