Por: Aarón Sequeira 13 febrero, 2014

Tras varios días de receso en su campaña, el candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, se reunió ayer al mediodía con los miembros de la Conferencia Episcopal.

Durante la cita, el verdiblanco criticó los planes para permitir el aborto y dar vía libre al matrimonio homosexual en el país.

Araya se reafirmó, ante los obispos católicos, como un aspirante presidencial “a favor de la vida” y dijo que su partido también se opone a este tipo de iniciativas.

“Aprovechamos para plantear nuestra posición a favor de la vida, en contra del aborto, en contra del matrimonio de personas del mismo sexo”, expuso a los religiosos.

A la salida, el oficialista dijo a la prensa que de llegar al poder, impulsará reformas a la Constitución Política para declarar el Estado laico, “pero no sin Dios”.

El secretario de la Conferencia Episcopal, obispo Ángel Sancasimiro, explicó que invitaron a los dos aspirantes porque les interesa saber sus propuestas para combatir la pobreza y promover valores “sobre la familia y la vida”.

Ángel Sancasimiro es escoltado por Johnny Araya. | MARIO ROJAS.
Ángel Sancasimiro es escoltado por Johnny Araya. | MARIO ROJAS.

Araya fue el primer convocado, ayer al mediodía en el Seminario Central, en Paso Ancho. El viernes, los obispos católicos recibirán a Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana.

Pobreza. Johnny Araya aprovechó la reunión con los líderes de la Iglesia católica para exponer el programa de asistencia social Costa Rica Solidaria, que propone entregar un bono de ¢20.000 por persona a cada familia en extrema pobreza.

El candidato presidencial fue acompañado por los aspirantes del PLN a vicepresidentes, Silvia Lara y Jorge Pattoni.

Redes. Tras reactivar las salidas públicas, Araya también incursionó, él mismo, en las redes sociales, pues afirmó que es un medio más barato de hacer campaña política.

El liberacionista generó ruido a través de su cuenta de Twitter, tras hacerse una fotografía ( selfie ) durante la reunión con los obispos. Afirmó que intenta responder los mensajes en persona, pero que también tiene colaboradores.