Por: Esteban Oviedo 21 diciembre, 2013
Johnny Araya cruzó ayer las avenidas del barrio Los Ángeles, en San José, para pedir votos, puerta por puerta, en casas y negocios. | FABIÁN HERNÁNDEZ
Johnny Araya cruzó ayer las avenidas del barrio Los Ángeles, en San José, para pedir votos, puerta por puerta, en casas y negocios. | FABIÁN HERNÁNDEZ

El candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, admitió que su publicidad no estaba dando los resultados que se esperaban y por eso se decidió cambiar de agencia, a mes y medio de las elecciones.

A finales de octubre, el PLN lanzó la campaña llamada “Contráteme”, ideada por la firma Tribu.

Pero el 3 de diciembre, doce días antes de la tregua electoral, esa propaganda fue sustituida por el lema “Fervor liberacionista”. Luego, el miércoles de esta semana, el Partido se pasó a la agencia Garnier.

Consultado sobre el viraje, Araya dijo: “Tuvimos algunas eh..., no sé si serán diferencias, pero realmente no estuvimos conformes con las propuestas creativas e hicimos ese cambio”. Al preguntarle si no se dieron los resultados esperados, agregó: “A juicio nuestro, no, y tuvimos esa diferencia”.

Jorge Oller, presidente de Tribu, dijo anoche que prefería no comentar el tema. “Lo que me corresponde es ser respetuoso de las decisiones que se han tomado y comprenderlas como parte de la campaña”.

Según Oller, “Contráteme” fue el segundo o tercer concepto que presentaron al PLN y ese fue elegido y usado hasta que el Partido quiso. Se hicieron unos cinco spots .

“Nosotros decidimos involucrarnos en esta campaña y eso implica siempre un riesgo de una situación como la que hemos vivido. Seguimos enfocados en las marcas de nuestros clientes”, afirmó Oller.

En setiembre, la intención de voto por Araya oscilaba entre el 31% y el 38% de los probables votantes, mientras que en noviembre, entre un 14% y un 19%, según Unimer.

Ayer, Araya salió al final de la tarde a pedir votos en casas, comercios y pequeñas fábricas de los barrios Los Ángeles y Cristo Rey, en San José. “Estoy pidiendo el apoyo para el 2 de febrero”, decía a quienes se topaba. Muchos le respondían con un “ni lo dude”, al tiempo que lo invitaban a pasar.

Algunos le gritaron improperios desde vehículos y un joven le hizo un video cuestionándole: “¿Hay tregua navideña, verdad que no puede hacer política?”. Araya contestó: “Estamos en tregua”.

Los artículos 136 y 137 del Código Electoral lo que prohíben es pautar propaganda, así como hacer mítines o reuniones en sitios públicos, del 16 de diciembre al 1 de enero.