Por: Esteban Mata Blanco, Álvaro Murillo, Natasha Cambronero 5 febrero, 2015
Ronal Vargas, del Frente Amplio, renunció este jueves a su cargo de diputado ante el TSE, aduciendo razones personales.
Ronal Vargas, del Frente Amplio, renunció este jueves a su cargo de diputado ante el TSE, aduciendo razones personales.

El jefe de fracción del Frente Amplio, Gerardo Vargas Valera, admitió a La Nación que la verdadera razón por la cual renunció el diputado Ronal Vargas Araya fue una denuncia de acoso sexual.

A las 2 p. m., la primera versión del Frente Amplio sobre la salida se limitó a decir que Vargas dejaba el cargo por “razones personales”.

En una entrevista con La Nación, Vargas Varela reconoce que él fue quien le solicitó la dimisión al legislador guanacasteco, tras recibir la queja de una de las asesoras legislativas que trabajaba con él en el despacho legislativo.

El jefe de fracción, el excandidato presidencial, José María Villalta; y el secretario general del partido, Rodolfo Ulloa, se reunieron con el diputado para decirle que conocían la queja de acoso sexual y le pidieron la renuncia en la mañana de este jueves.

“Le dijimos a Ronal que conocíamos la situación y que, por lo tanto nosotros, como autoridades del partido Frente Amplio, solicitamos su renuncia a la diputación ante los hechos que conocíamos, que eran sumamente delicados”, declaró el jefe de la bancada del FA.

Vargas Valera también expresó que le sorprendió que Ronal Vargas haya dicho en el plenario que su salida era porque debía someterse a un tratamiento médico urgente: “Lo que él nos había dicho es que iba a renunciar simplemente, pero nunca se mencionó el tema de la salud”.