Dirigente dice que, por sí mismo, el PLN es incapaz de ganar las próximas elecciones presidenciales

Por: Gerardo Ruiz R. 18 junio
Francisco Chacón no quiso polemizar con José María Figueres, quien se opone a abrir al PLN al ingreso de nuevos integrantes que puedan aspirar a candidaturas sin tener dos años de militancia. El jefe de campaña de Álvarez Desanti dice que esa intención es un asunto de 'realismo político'.
Francisco Chacón no quiso polemizar con José María Figueres, quien se opone a abrir al PLN al ingreso de nuevos integrantes que puedan aspirar a candidaturas sin tener dos años de militancia. El jefe de campaña de Álvarez Desanti dice que esa intención es un asunto de 'realismo político'.

San José

El jefe de campaña de Liberación Nacional (PLN), Francisco Chacón, recalca que en el 2018, por sí solo, el partido sería incapaz de amasar el 40% de los votos que exige el Código Electoral para alcanzar la Presidencia de la República.

Por esto considera un asunto de pragmatismo político, Chacón afirma que el candidato presidencial verdiblanco, Antonio Álvarez Desanti, está obligado a echar a andar un proceso para ampliar la base electoral verdiblanca abriéndole la puerta del partido a una gran masa de electores provenientes, según afirma, del 50% de votantes que las encuestas sitúan entre las personas sin partido político en la actualidad.

Chacón responde así a la negativa del expresidente José María Figueres de apoyar una propuesta para cazar más militantes para el PLN.

Según Figueres, el tirar el anzuelo para atraer personas ajenas al Partido facilitándoles el acceso a candidaturas para el 2018, socavaría al partido y atentaría contra el concepto de organización política.

En adelante, los argumentos que ofreció el jefe de campaña del PLN durante una entrevista con La Nación sobre la posición de apertura del candidato Álvarez Desanti.

¿Por qué el figuerismo se lanza a atacar la propuesta de Antonio Álvarez de abrir el partido para incluir a más personas en la campaña?

Lo que le puedo decir es que la Asamblea Nacional tomó actos importantes y de manera positiva y constructiva para el partido (ratificación de Antonio Álvarez Desanti como candidato, se aprobaron tres reformas al Estatuto y la aprobación de dos reglamentos, el reglamento para la elección de los cantones no representados y para la elección de los diputados).

"Con don Mario Quirós (exjefe de campaña de José María Figueres) yo he estado conversando intensamente las últimas dos semanas y acordamos que las reformas propuestas en los términos en que se presentaron eran las adecuadas, demostrando por un lado el liderazgo de Antonio Álvarez y por otro lado su capacidad de lograr acuerdos y de unir al PLN".

¿Dentro de esas reuniones con el exjefe de campaña de Figueres también se negoció no apoyar ninguna propuesta para permitir a recién llegados al partido aspirar a puestos de elección en las próximas elecciones?

Yo también conversé reiteradamente con don Mario Quirós sobre este tema y estábamos todos claros en que esa no era una moción que estuviera promoviendo don Antonio Álvarez Desanti y que ni siquiera conocíamos cuál era el texto que se podría discutir. En efecto, ni siquiera hubo una moción con esa propuesta y por eso es que no se llegó a votar. Yo he estado en una comunicación constante con don Mario.

José María Figueres afirma que una propuesta en esa dirección socavaría al PLN y dice que dentro del Partido está la gente necesaria para sacar adelante al país, pero usted afirma que nunca ha habido ninguna propuesta ¿Quién dice la verdad?

Yo no conocí ninguna propuesta, nosotros no teníamos conocimiento de ningún texto de ninguna moción en ese sentido. Sí sabíamos que alguna gente estaba comentado esa posibilidad, pero eso nunca se concretó en ninguna moción específica, sí le puedo decir, sin embargo, que nosotros estamos convencidos de que para que el PLN pueda ganar las elecciones del 2018 tenemos no solo que unir a todo el liberacionismo, sino que tenemos también que abrir nuestras puertas para incorporar en el partido gente que estuvo en el partido y que se ha alejado por distintas razones. Hay que decirles que son bienvenidos, que pueden y que queremos que se reincorporen al partido y también hay que abrirle la puerta a la gente que se dice independiente, que no pertenece a ningún partido en particular en estos momentos, pero que ven con buenos ojos la candidatura de Antonio Álvarez.

Si en algún momento la Asamblea Nacional llegara a conocer una propuesta para quitar el requisito de dos años de militancia para aspirar a candidaturas no sería porque la impulse la tendencia de Álvarez Desanti...

El hecho de que nosotros estemos comprometidos y convencidos de la necesidad de abrir el partido para que se reincorpore esa gente y gente que ha estado, no significa necesariamente que eso conlleve a levantar el requisito de los dos años de afiliación partidaria. Son dos cosas que pueden ir de la mano o separadas. Lo que nosotros quisiéramos es convencer al resto de la gente, consensuar con el resto de la gente, los mecanismos que vamos a utilizar para abrirle la puerta del partido a esa gran cantidad de gente que queremos que se incorpore.

¿Entonces no es la tendencia de Álvarez Desanti la que ha promovido un cambio estatutario para eliminar los dos años de militancia mínimos para aspirar a cargos de elección popular?

Nosotros no hemos promovido una moción en ese sentido ni conocimos siquiera un texto de moción departe de ningún otro asambleísta.

¿Quiénes son entonces los que impulsan que el partido se abra de esa forma?

Probablemente alguna gente que tiene aspiraciones y que ve que la apertura podría ser una amenaza para esas aspiraciones empezó a esparcir el rumor de que eso se iba a aprobar en esta Asamblea.

¿O sea, para "quemar" cualquier propuesta de apertura, como se dice popularmente?

Probablemente.

¿Qué opina su movimiento de las advertencias que lanza José María Figueres sobre la apertura del partido que propone don Antonio?

Yo quisiera, más bien, centrarme en el éxito de cómo se desarrolló y concluyó la Asamblea Nacional y el liderazgo ejercido y demostrado por don Antonio Álvarez.

¿Ustedes van a seguir buscando un acercamiento pese al tono confrontativo que utilizó el expresidente Figueres en su mensaje de este sábado?

Vamos a ver... si uno no quiere, dos no pelean. Aquí estamos con el deseo de que el Partido se consolide, que continúe bajo un principio de unidad hasta las elecciones del 2018 abriéndose a nuevos sectores y a nuevas gentes. Esa es nuestra meta.

¿Y si se abre el PLN, dónde van a ir a buscar la gente que quieren incluir?

Bueno es que es un grupo muy grande, más o menos un 50% del electorado es el que dice que no pertenece a ningún partido. Y ese grupo lo conforman personas de la Gran Área Metropolitana, gente de las zonas rurales, jóvenes, mayores, adultos mayores, gente de escasos recursos, de ingresos altos y medios. Es una población muy grande y a todos ellos tenemos que hacerles llegar nuestro llamado y decirles que de verdad somos un partido que está abierto.

¿Es posible llegar a un punto medio entre la visión de apertura de Álvarez Desanti y la de Figueres, quien quiere conservar el partido sin diluir la esencia socialdemócrata? ¿En la reunión entre ambos de hace un par de semanas no se exploró ese tema?

Es que es una cuestión de realismo político. Los números no engañan, todos sabemos cuál es el porcentaje que sacó Liberación hace cuatro años, sabemos qué es lo que dicen las encuestas hasta ahora: somos el partido más grande pero, por nosotros mismos, no alcanzamos el 40%. Esa es una realidad política irrefutable y si queremos ganar en el 2018 no tenemos otra alternativa. Es una cuestión de entender qué es lo que está sucediendo y de querer ganar.

¿Después del triunfo en la convención encontraron normas en el PLN dictadas durante la presidencia del Directorio de Figueres, que lo cerraran a la incorporación de más personas?

No encontramos normas que cerraran al partido. Lo que sí sentimos es que hay que tener actitud de apertura, un mensaje claro de apertura y eso se va a demostrar con actos concretos a través de la campaña. Más que una cuestión estatutaria o reglamentaria, es una cuestión de actitud, de mensaje, y de actos concretos que debemos llevar adelante.

¿Ya tienen una idea de cómo implementará Antonio Álvarez la elección del género de los candidatos a diputados en el primer lugar de cada una de las siete papeletas?

Don Antonio lo que ha hecho es medir las fuerzas que se van configurando en cada una de las provincias, con el propósito exclusivo de que llegado el momento podamos escoger la mejor gente. Si nosotros queremos ganar las elecciones y llevar una cantidad grande de diputados, tenemos que estar dispuestos a llevar gente honesta, transparente, preparada, con un gran arraigo popular y ese es el cometido que tiene don Antonio en estos momentos. No hay ningún compromiso con nada ni con nadie más allá de llevar a la mejor gente. Hay una gran cantidad de gentes que tienen esas características.