Por: Esteban Mata Blanco 29 octubre, 2013

El presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, llegó ayer a la Casa Presidencial, donde lo recibió la mandataria, Laura Chinchilla, como parte de la primera visita oficial de un jefe de Estado de esa nación europea a Costa Rica.

La llegada de Higgins tiene como propósito estrechar relaciones, buscar mecanismos de cooperación ambiental y económica, así como conocer algunos parajes turísticos del país.

Michael Higgins, presidente irlandés, visitó a Chinchilla. | JORGE NAVARRO
Michael Higgins, presidente irlandés, visitó a Chinchilla. | JORGE NAVARRO

El mandatario arribó desde el sábado y hoy dictará una conferencia titulada “Derechos Humanos en el siglo XX”, en la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en Montes de Oca; mañana tiene prevista una visita al bosque lluvioso de la zona caribeña.

Luego de una reunión de poco más de 30 minutos con Chinchilla, Higgins dio una declaración a la prensa en la que destacó que el acuerdo con la Unión Europea permitirá estrechar lazos entre las economías de ambas naciones.

Higgins, de 72 años, llegó proveniente de El Salvador, donde estuvo tres días, también en visita oficial, y fue recibido por el presidente, Mauricio Funes. Antes había estado en México, donde compartió con el presidente de ese país, Enrique Peña Nieto.

La recepción al mandatario irlandés contó con la presencia de estudiantes de la Escuela Napoleón Quesada y de los 24 miembros de la Guardia de Honor de la Fuerza Pública.

Higgins se hace acompañar por una comitiva integrada por cinco personas, entre las que destaca su esposa, Sabina.