Conferencia Episcopal dice que la posición ética de la Iglesia sobre el tema está contemplada en el documento Rehabilitar la política

Por: Manuel Herrera 24 enero, 2014
El volante contiene consignas en contra del comunismo.
El volante contiene consignas en contra del comunismo.

La Iglesia católica negó la tarde de este viernes cualquier injerencia en la creación y circulación de un panfleto político con contenido anticomunista que se difunde en redes sociales.

El secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, padre Javier Román, rechazó las consideraciones que se leen en el documento, así como cualquier participación de diócesis, parroquias, grupos apostólicos o movimientos en su creación.

"La Iglesia católica no está promoviendo ningún tipo de panfleto", manifestó Román.

El volante contiene consignas en contra del comunismo, y es encabezado por la palabra "alerta" y dos imágenes de común uso católico.

"Hermanos costarricenses, estamos en peligro de caer en las garras del comunismo ateo, en las próximas elecciones de nuestro gobierno. El comunismo es enemigo del cristianismo. Cristo, nuestra Patria y nuestros hijos te necesitan", se lee en el documento impreso en colores blanco y azul.

Más adelante lista una serie de oraciones, todas alusivas a esa ideología política.

Román se unió al malestar público y aclaró que la posición ética de la Iglesia en torno a ese tema, está contenido en el documento Rehabilitar la política.

"Nos unimos a la denuncia pública de un hecho que considera muy grave y contrario a la moral, consistente en atribuir con absoluta ilegitimidad posición política alguna a la Iglesia Católica en Costa Rica, favoreciendo o descalificando algún partido o ideología", agregó el sacerdote.

Además, en redes sociales circula otro volante que expone los valores religiosos y éticos del candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya.

Ese planfleto promueve al aspirante verdiblanco como un hombre “creyente y movilizador” bajo un tono religioso.

Rolando González, gerente de la campaña de Araya, afirmó que todo lo ahí expresado concuerda con el pensamiento del liberacionista; sin embargo, dijo desconocer si el panfleto fue producido en el PLN.

“No lo conocía. No todo lo que se elabora en la campaña pasa por mis manos, pero los contenidos son concordantes con lo que Johnny Araya piensa”, declaró González.

El diseño del planfleto tiene la imagen gráfica propia de los anuncios de la campaña del aspirante oficialista.

Se consultó al Tribunal Supremo de Elecciones sobre la existencia de denuncias o quejas por ambos casos, pero al cierre de la nota no habían emitido una respuesta.

El Código Electoral en su artículo 136 prohíbe la divulgación de propaganda política valiéndose de las creencias religiosas del pueblo o invocando motivos religiosos.