PANI y Ministerio de la Familia deben valorar cuál es la mejor alternativa para el cuido del menor

Por: Patricia Recio 10 febrero, 2015

El hermanito de cinco meses, del niño que fue asesinado la semana pasada en Los Chiles, sigue bajo la custodia del Patronato Nacional de la Infancia, a la espera que las autoridades nicaragüenses realicen alguna gestión para su repatriación.

La madre y el padrastro del niño fallecido están cumpliendo dos y cuatro meses de prisión preventiva, respectivamente. | CARLOS HERNÁNDEZ
La madre y el padrastro del niño fallecido están cumpliendo dos y cuatro meses de prisión preventiva, respectivamente. | CARLOS HERNÁNDEZ

El asesor legal de PANI, Rodolfo Menéses, explicó que han sabido de manera extraoficial que existe la intención de la abuela y unos tíos maternos de reclamarlo, pero estos no han realizado las gestiones ante el Ministerio de la Familia de Nicaragua, que es el ente que debe hacer el reclamo en el PANI por medio de los tribunales y la Cancillería.

El abogado aseguró que el bebé está en una alternativa especial para cuido de bebés, a la espera de que se reciba una solicitud formal y que se valore si se hace la repatriación, pues además debe considerarse el hecho de que la mamá del menor se encuentra en el país.

Además, el Ministerio de la Familia en Nicaragua debe realizar un análisis social previo, para determinar si la familia es apta para asumir la custodia del menor.

Según Menéses, una vez hecha la solicitud, el PANI y los Tribunales de Justicia resolverán cuál es la opción más adecudada.

Como un último recurso, en caso de que la familia del menor no realizara dichas gestiones y la madre no estuviera en condiciones de asumir su cuido, se iniciaría un proceso de declaratoria de abandono para realizar un trámite de adopción aquí en Costa Rica.

El pequeño de cinco meses quedó a las órdenes del Patronato desde el lunes de la semana pasada, cuando sus padres quedaron arrestados como sospechosos de homicidio de su hermano mayor, presuntamente por maltratos.

Minuto de silencio.

Mientras se resuelve su situación y como parte de las iniciativas para combatir la violencia infantil, autoridades del Hospital Nacional de Niños realizaron un minuto de silencio esta mañana y junto a otras autoridades hicieron un llamado a la población para que evitar que esta "epidemia" continúe en avanzada.

La directora de ese hospital, Olga Arguedas, dijo que el primer objetivo es persuadir a la población sobre la importancia de las denuncias. En segunda instancia, buscan que todas las instituciones involucradas funcionen de forma articulada en contra de este mal.