Por: Patricia Recio, Eillyn Jiménez B. 7 febrero, 2016
El TSE habilitó la línea telefónica 900-ELECTOR para realizar denuncias sobre el proceso electoral.
El TSE habilitó la línea telefónica 900-ELECTOR para realizar denuncias sobre el proceso electoral.

Una mujer de apellido Muñoz llegó a votar en la Escuela El Tigre, a 15 kilómetros de Parrita, en compañía de dos niñas.

Los delegados del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) le advirtieron a la señora que las menores deben quedarse a un lado mientras ella ejerce su voto.

Sin embargo, las niñas la acompañaron a la urna y una de ellas le preguntó por quién iba a votar. La señora respondió en voz alta y los delegados le dijeron que le anularían su voto porque lo hizo público.

Ella se molestó tanto que le arrebató la cédula al delegado y se llevó dos papeletas a la casa.

La Fuerza Pública local acompañó al personal del TSE a la vivienda de la señora para recuperar el material electoral. Sin embargo, la señora les afirmó que ya había quemado las papeletas.

Héctor Fernández, director del Registro Electoral, dijo que están levantando las actas para evaluar las consecuencias jurídicas, a fin de determinar si las infracciones del caso están establecidas en el Código Electoral.

Etiquetado como: