Por: Gerardo Ruiz R. 3 diciembre, 2015
Varios lugareños ayudan con alimentación a los cubanos que están varados frente a la frontera con Nicaragua, cuyo gobierno les impide el tránsito hacia el norte.
Varios lugareños ayudan con alimentación a los cubanos que están varados frente a la frontera con Nicaragua, cuyo gobierno les impide el tránsito hacia el norte.

El canciller Manuel González informó de que el gobierno de Guatemala no prestará su territorio para el corredor humanitario con el que se pretende trasladar a Estados Unidos a los 4.000 migrantes cubanos que se encuentran varados en Costa Rica.

La comunicación oficial, añadió el canciller, la recibió su despacho durante la tarde de este miércoles.

Según González, el gobierno guatemalteco alegó dificultades para explicar internamente por qué a los migrantes cubanos se les daría un tratamiento especial, mientras que a los migrantes centroamericanos y guatemaltecos se les ponen trabas.

Guatemala también expresó que no tiene ninguna garantía de parte del gobierno de México de que recibiría a los miles de cubanos que tienen más de dos semanas varados en Peñas Blancas, ante la negativa del gobierno de Nicaragua de permitirles ingresar por tierra.

El 15 de noviembre, la administración de Daniel Ortega decidió cerrar la frontera a los migrantes.

"Se le explicó a Guatemala que el traslado por su territorio no representaría ningún costo para su gobierno, pero bueno, tomaron la decisión de no permitir el traslado y no nos queda más que respetarla", explicó González.

En una reunión de cancilleres, realizada en El Salvador a finales de noviembre, se habían acordado las grandes líneas de la operación de traslado de los cubanos que llegaron legalmente a Ecuador con la expectativa de viajar, luego, a Estados Unidos a través de América Central y México.

No obstante, el no de Guatemala echa por tierra dichos acuerdos, por lo que los gobiernos ahora negociarán con Belice otro paso para los cubanos por su territorio hacia Norteamérica.

Manuel González afirmó que la otra alternativa de traslado es la vía aérea. En tal caso, adelantó, cada uno de los migrantes cubanos deberá pagar su boleto de avión, pues el gobierno de Costa Rica no tiene la capacidad económica para hacer dicho gasto.