Iniciativa legal también incrementa tributo a importación de los vehículos

Por: Aarón Sequeira 20 marzo
La Ley de Fortalecimiento del Incofer, aprobada en junio del 2016, salió del Congreso sin un solo elemento para brindar recursos frescos a los trenes interurbanos. | GRACIELA SOLÍS.
La Ley de Fortalecimiento del Incofer, aprobada en junio del 2016, salió del Congreso sin un solo elemento para brindar recursos frescos a los trenes interurbanos. | GRACIELA SOLÍS.

El Gobierno impulsa un proyecto de ley, de la mano de los diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC), para subir dos impuestos y los peajes con el fin de generar ingresos destinados a financiar la construcción de trenes modernos.

La iniciativa, presentada por el legislador oficialista Marco Vinicio Redondo, fue trabajada entre diputados, el Ministerio de la Presidencia y el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) y retoma propuestas que, hace más de un año, se descarrilaron en el Congreso, las cuales también buscaban facilitar recursos frescos para el tren.

Específicamente se plantea incrementar el marchamo (o impuesto a la propiedad de los vehículos), el impuesto selectivo de consumo (que se paga al obtener un vehículo) y las tasas que se cobran en los peajes.

En el caso del marchamo, se modifica la tasa mínima del cobro (de ¢26.000 a ¢27.000) y se incrementan los porcentajes del tributo cobrados según el valor tributario del automóvil.

Por ejemplo, actualmente un carro con un valor que oscile entre ¢1,3 millones y ¢2,6 millones, paga un impuesto del 1,5%; con la tabla propuesta se pagaría 1,6% para autos de entre ¢1,7 millones y ¢3,3 millones.

De lo recaudado cada año con el marchamo, el Gobierno debe destinar un 5% al Incofer, para financiar el ferrocarril.

En cuanto al impuesto selectivo de consumo, cuya tasa es actualmente de un 30%, aumentaría en 7,5 puntos porcentuales para los autos de más de 10 años; 5 puntos para los de cinco a diez años de antigüedad; 2,5 puntos para los carros entre dos y cinco años y, un punto más para los carros con menos de dos años.

El plan, bajo el expediente legislativo 20.313, destinaría entonces un 8% del total recaudado por ese impuesto para financiar la modernización de la red de ferrocarril.

Subida en los peajes

Finalmente, el incremento sobre las tasas de peaje sería de ¢29 para las motos, ¢88 para vehículos livianos, ¢117 más para los de dos ejes, ¢146 más para los buses y ¢234 para los camiones.

Además de esos ingresos fijos por incremento en impuestos y peajes, el Incofer recibiría un aporte único de ¢500 millones, provenientes del Fondo de Seguridad Vial, además de recibir recursos no ejecutados por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), provenientes del Fondo para la Atención de la Red Vial Nacional.

El proyecto apenas fue presentado el miércoles pasado en la Asamblea, pero ya el libertario Otto Guevara anunció su “férrea oposición”.

“Ya logramos hace algunos meses excluir del proyecto de fortalecimiento del Incofer esos impuestos y el incremento en peajes. ¿Cuándo entenderán que lo más sensato es promover una licitación internacional para el diseño, construcción y operación de un sistema de transporte masivo de personas mediante trenes, metro o monoriel?”, dijo el libertario.

Redondo, promotor de la iniciativa, manifestó que esta puede ser la única manera de tener “el desarrollo ferroviario que merecemos”.

De hecho, tal como lo reconocieron los congresistas, las propuestas para financiar los trenes, incluidas en el plan, habían sido desechadas de la Ley de Fortalecimiento del Incofer, aprobada en junio del 2016.