Ministro de la Presidencia espera reunirse con el sector la próxima semana

Por: Esteban Mata Blanco 11 marzo, 2015
El 28 de junio del 2014, cientos de manifestantes exigieron aprobar el proyecto de ley para legalizar los derechos civiles de los homosexuales y reclamaron el apoyo prometido por Luis G. Solís. | FABIÁN HERNÁNDEZ/ARCHIVO
El 28 de junio del 2014, cientos de manifestantes exigieron aprobar el proyecto de ley para legalizar los derechos civiles de los homosexuales y reclamaron el apoyo prometido por Luis G. Solís. | FABIÁN HERNÁNDEZ/ARCHIVO

El ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, se comprometió ayer a convocar los proyectos de ley para legalizar las uniones de convivencia entre homosexuales si así lo requieren la próxima semana los líderes de estos grupos sociales.

La posición de Jiménez emerge luego de semanas de silencio respecto al tema y ante el reclamo de sectores políticos y sociales que promueven la igualdad de derechos a través de la ley para las parejas gais.

“Como dice el señor presidente (Luis Guillermo Solís), el compromiso es de convocarlos, pero queremos convocarlos en viabilidad”, dijo Jiménez ayer, en conferencia de prensa, luego de la cita semanal de Consejo de Gobierno, en Zapote.

Jiménez explicó que, a pesar de que la intención ha estado sobre la mesa, la falta de viabilidad política les hace difícil poner el proyecto a discusión.

Al respecto, el vocero de la Presidencia agregó que, para la próxima semana, esperan reunirse con los representantes de grupos a favor de la igualdad de derechos entre homosexuales y con la jefa de fracción del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), Emilia Molina, para analizar la actual situación.

“Y como dice el señor presidente, si aun siendo ese balance no tan positivo, estaríamos dispuestos a convocarlos”, dijo, en referencia a los dos expedientes que están estancados en la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Legislativa.

Para Marco Castillo, vocero del Movimiento Diversidad, el Gobierno incumple la promesa y el compromiso que adquirió el presidente Solís con la comunidad gay, lésbica y transexual, de apoyar su legitimación.

Opositor. Castillo recalcó que consideran a Melvin Jiménez como el principal opositor de las reformas necesarias para reconocer los derechos civiles de las personas sexualmente diversas.

Agregó que uno de los mayores problemas de “la actitud de la Presidencia” es que deja pasar el periodo de sesiones extraordinarias, que termina el 30 de abril.

El segundo periodo de sesiones extraordinarias en el Congreso dio inicio el 1.° de diciembre.

En este lapso de cinco meses, es el Poder Ejecutivo el que impone la agenda de discusión de proyectos de ley.

De allí que los promotores del movimiento gay esperaban que los dos proyectos para discutir la legalización de derechos como acceso a pensión, herencia e incluso adopción, estuvieran en la agenda de extraordinarias.

Sobre este punto, el diputado del Frente Amplio, Edgardo Araya, afirmó que la falta de convocatoria para estos planes de ley ha retrasado el avance de la discusión, de modo tal que les ha impedido avanzar no obstante los acuerdos políticos cosechados.

Araya afirmó que tienen lista una propuesta y que así se lo hicieron saber a Jiménez mediante una carta; sin embargo, reclamó que, hasta la fecha, no han recibido respuesta de la Presidencia.

Respecto al tema, el subjefe del PAC, Javier Cambronero, dijo que están esperando el momento oportuno para avanzar.