Luis Guillermo Solís envía al Congreso un proyecto de ley para eliminar tres incisos de esa ley

Por: Natasha Cambronero 5 mayo, 2015
El nuevo ministro de Comunicación se desempeñaba como director del Semanario Universidad desde el 2013. Anteriormente, trabajó también para la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) en el Congreso y para el periódico La Nación.
El nuevo ministro de Comunicación se desempeñaba como director del Semanario Universidad desde el 2013. Anteriormente, trabajó también para la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) en el Congreso y para el periódico La Nación.

El Gobierno presentará a la corriente legislativa un proyecto de ley para derogar tres incisos de la actual Ley de Radio y Televisión que fija sanciones a estos medios de comunicación por el contenido de sus publicaciones.

El presidente Luis Guillermo Solís propone eliminar tres incisos del artículo 17, en los cuales se prohíbe la publicación de lenguaje vulgar, contrario a las buenas costumbres o injurioso, así como la transmisión de noticias falsas o llamadas de alarma sin fundamento.

Actualmente, las sanciones por infringir alguna de esas reglas van desde multas económicas hasta la cancelación temporal de las concesiones.

El ministro de Comunicación, Mauricio Herrera, afirmó que si bien esa norma está vigente desde 1954 sin ser utilizada, representa un "peligro" y una "mordaza latente" para los medios de comunicación.

"Consideramos que es totalmente innecesario que se mantengan estas prohibiciones y, finalmente, es en este momento que decidimos de una vez por todas quitarlas y mantener un régimen mucho más abierto y sano de libertad de prensa, sin que esas sanciones estén vigentes", expresó Herrera.

Si bien esos incisos incluyen violaciones a la libertad de expresión, en la actualidad no se pueden aplicar debido a la inexistencia de algunas de las penas (como la de arresto), por la falta de parámetros para fijarlas (en el caso de la multa) o por su incompatibilidad con los tratados internacionales de protección de los derechos humanos.

Esa "norma mordaza" es la misma que se incluyó pero con sanciones más rigurosas, en el polémico borrador del proyecto de Ley de Radio y Televisión que redactaba el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

Por ese texto, el mandatario Solís le solicitó el pasado 10 de abril, la renuncia a la jerarca de esa cartera, Gisela Kooper y al viceministro de Telecomunicaciones, Allan Ruiz por haber fallado "a la hora de supervisar la elaboración y contenidos de un borrador de proyecto de ley", solicitado por la Contraloría General de la República, para regular el funcionamiento de la radio y la televisión.