Por: Rebeca Madrigal 17 mayo
Presidente Solís presentó 600 oficiales de la Fuerza Pública, este miércoles 17 de mayo de 2017.
Presidente Solís presentó 600 oficiales de la Fuerza Pública, este miércoles 17 de mayo de 2017.

El presidente Luis Guillermo Solís y el ministro de Seguridad Pública (MSP), Gustavo Mata, la emprendieron esta semana contra los jueces de la República con el argumento de que dejan en libertad a criminales que la Policía detiene.

Ambos coincidieron en esta crítica en declaraciones separadas, luego del asesinato de dos personas ocurrido frente al Mount View School, en Guachipelín de Escazú. Uno de los asesinados, de origen libanés, estaba en el país de manera irregular y había sido investigado por la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional (DIS).

En el ataque fueron asesinados Elías Akl y su escolta, Ángel Amado Hidalgo. Además, un menor resultó herido de bala.

"Me molesta que la Policía agarre a muchos de estos responsables y después los sueltan los jueces o les ponen medidas para que puedan salir indefinidamente siendo extranjeros y estando con altísimas posibilidades de que se escapen", dijo esta mañana Solís en entrevista con Noticias Columbia.

El ministro Mata también cuestionó la labor de los jueces en conferencia de prensa de Consejo de Gobierno el martes en Casa Presidencial. Mencionó dos casos de decomisos de droga, en la que los sospechosos han sido detenidos, y luego puestos en libertad.

"Yo pregunto, con mucho respeto, ¿estoy yo muy equivocado?, ¿no conozco la normativa de este país?, ¿el proceder de las instancias policiales está equivocada?, por favor que me ubiquen porque esto está generando una impunidad a nivel social", criticó.

Agregó que las autoridades han esperado esperando hasta cuatro meses para realizar un allanamiento o una intervención telefónica. "No podemos darnos un lujo de que duran (los jueces) tres o cuatro meses", dijo.

Sobre los hechos de violencia, en general, el presidente Solís declaró a Columbia: "Yo me indigno mucho cuando veo estos actos, y como Presidente yo sé, que aunque no soy responsable personalmente de cada acto de violencia de este país, porque no es el único, acordémonos de los crímenes de Cieneguita, de las familias afectadas cuando hay balaceras en sus barrios, a mí me cabrea eso, perdón el francés, igual que cualquier persona".

Una 'ligereza'

Adriana Orocú, presidenta de la Asociación Costarricense de la Judicatura (Acojud), respondió a los comentarios de los jerarcas.

"Nos parece sorpresivo, que él (el Presidente) tiene una interpretación errónea de lo que ha pasado. A nosotros lo que nos parece es que está mal asesorado, porque los casos que menciona (el del libanés) no ha habido participación de un juez en una resolución", señaló.

"Se desligitima la labor jurisdiccional a través del máximo representante del Estado (el Presidente)".

Orocú recordó que existe indepencia judicial en el país de los tres poderes de la República y que, en todo caso, los errores judiciales se resuelven en el mismo proceso a través de las apelaciones.

La presidente de la Asociación indicó que, al referirse en términos generales, el gobierno cae en una "ligereza". "No sé si conoce todos los casos para poder señalar cuestiones específicas, es una ligereza señalar todos los casos, porque todos los días hay miles de resoluciones", enfatizó.

El gobierno de Solís también ha sido objeto de críticas por la política de conceder medidas alternas a la prisión permanente a ciertos condenados.

Lss personas seleccionadas pasan de permanecer siempre en la cárcel a solamente dormir algunas noches por semana en una prisión, estando el resto del tiempo afuera.

Algunas de estas han reincidido en crímenes, pero el gobierno defiende la medida con el argumento de que el porcentaje de reincidencia es mínimo.

Más de 300 agresores sexuales se han beneficiado con esa medida.

Etiquetado como: