Por: Natasha Cambronero 11 abril, 2015

La encargada de redes sociales de Casa Presidencial, Julia Ardón, prefirió renunciar antes que pedir disculpas a la Iglesia católica, por criticar la posición del clero en contra de la fertilización in vitro (FIV).

“¿No les vamos a decir nada a esos señores estirados y soberbios de sotanas, encajes y piruchos? ¿En qué aberración queremos convertir este país? ¿Nos vamos a hacer los tontos?”, publicó Ardón, el Viernes Santo, en su perfil personal de la red social Twitter.

Julia Ardón tenía cinco meses de trabajar en Zapote. | MAYELA LÓPEZ
Julia Ardón tenía cinco meses de trabajar en Zapote. | MAYELA LÓPEZ

Esto generó el enojo de los voceros de la Iglesia, que presentaron una queja formal a la Cancillería, pues consideran que la ahora exfuncionaria fue irrespetuosa con ellos.

En este contexto, en Casa Presidencial se le indicó que debía disculparse con las autoridades del clero; así lo afirmó el director de Comunicación de Zapote, periodista Boris Ramírez.

En vez de esto, Ardón presentó su carta de renuncia al despacho del presidente Luis Guillermo Solís, quien ayer estaba en Panamá, participando en la Cumbre de las Américas.

Ardón, una productora radiofónica de Alajuela, llevaba cinco meses en el cargo.

La ahora exfuncionaria anunció su salida del Gobierno desde su cuenta en Facebook: “Ya no trabajo más en Casa Presidencial (...). Me voy entonces por mi propia voluntad. Aclaro que nadie me invitó a hacerlo, ni de modo directo ni de modo ‘diplomático’”.