Presidente Luis Guillermo Solís espera que la relación con el gigante asiático no se afecte

Por: Esteban Mata Blanco, Gerardo Ruiz R. 6 abril

El Consejo de Gobierno destituyó al embajador de Costa Rica en China, Ricardo León, por falta de resultados.

León fue uno de los primeros embajadores nombrados por el gobierno de Solís. El anuncio de su llegada a Pekín se dio en julio del 2014, debido a su conocimiento del mercado asiático.

El canciller Manuel González informó de que la separación se decidió tres semanas atrás.

A través de la oficina de prensa, la Cancillería señaló que la remoción se debió a falta de resultados de parte del embajador León.

"Luego de las valoraciones que regularmente se hacen sobre el desempeño de nuestros embajadores y misiones diplomáticas, la Cancillería concluyó que no se estaban generando los resultados esperados de la relación con China, que es prioritaria para el país, especialmente por la ruta de trabajo trazada con ocasión de la visita del Presidente Solís en enero del 2015", señaló la Cancillería.

Abordado sobre el tema, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo esperar que la relación con el gigante asiático se mantenga en buen nivel, y que el cambio de embajador no afecte los acuerdos tomados hasta ahora por ambas naciones.

Ricardo León (segundo a la izquierda) durante una visita que el presidente Luis Guillermo Solís (derecha) realizó a China a principios del 2015. En la imagen, el presidente chino, Xi Jinping, saluda a la presidenta de Recope, Sara Salazar.
Ricardo León (segundo a la izquierda) durante una visita que el presidente Luis Guillermo Solís (derecha) realizó a China a principios del 2015. En la imagen, el presidente chino, Xi Jinping, saluda a la presidenta de Recope, Sara Salazar.

"En lo que a mi toca, espero que las relaciones con esa gran potencia se mantengan y se fortalezcan (...). Creo que con China el tema de las embajadas está superado por la realidad, que es esa relación que se ha establecido al más alto nivel", dijo el mandatario.

La embajada en el gigante asiático, abierta en el 2007 luego de negociaciones secretas entre el gobierno de Oscar Arias y el de Hu Jintao, causó revuelo y vino de la mano de una serie de planes de cooperación, como equipamiento policial, intercambio tecnológico y hasta el "obsequio" chino del estadio nacional.

Hace casi un año, trascendió que las ventas de productos costarricenses a China enfrentaban un difícil panorama.

Las exportaciones cayeron de $337 millones a $81 millones entre el 2014 y el 2015, según datos de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

La mayor parte de esa caída se debió a la salida de la planta de manufactura de Intel, cuyos microprocesadores representaban el principal producto de exportación desde Costa Rica hasta la potencia asiática.

No obstante, una vez disipado el efecto Intel, en el primer trimestre del 2016 las ventas a China igual bajaron de $20,4 millones a $8,8 millones en comparación con el mismo periodo del 2015.

La situación es consecuencia de problemas específicos con las exportaciones de banano, de cueros y pieles, así como de obstáculos generales para ingresar a ese mercado.

Este mes, por cierto, las autoridades sanitarias de China aprobaron el protocolo para el ingreso de la piña fresca costarricense al mercado de ese país, el último requisito que estaba pendiente para iniciar las exportaciones y que se tramitaba desde el 2011. Por ahora, 17 piñeras están interesadas en explorar ese mercado.

Un embajador con trillo

León tenía una amplia experiencia en el mercado asiático. Así se ve en su currículo, donde no constan títulos universitarios, pero sí un amplio recorrido en los trillos políticos y comerciales con naciones asiáticas.

El ahora exembajador vivió seis años en Taiwán, dos en Hong Kong e hizo su primer viaje a China en 1989, según informó este diario poco antes de que el Gobierno hiciera público el anuncio.

Entre 1978 y1982, se desempeñó como agregado comercial de Costa Rica en Taiwán, durante la administración de Rodrigo Carazo. Luego, entre 1986 y1990 fue cónsul honorario en Hong Kong, en tiempos del primer gobierno de Óscar Arias.

Asimismo, de 1980 a 1982, fue asesor de mercadeo en Taiwán de empresas como China Economic News Service (CENS) y Taiwan External Trade Development Council (TETDC), reseña la página de la Cancillería.

De 1986 hasta 1988, fue el director de Asuntos Asiáticos para el Programa de Promoción de Inversiones de Costa Rica de CINDE y, de ese año hasta 1990, fungió como director regional de la Oficina Regional de Asia del Programa de Promoción de Inversiones de Costa Rica.