Por: Daniela Cerdas E. 21 agosto, 2014

El Gobierno convocó una mesa de diálogo interinstitucional que velará porque cada entidad pública cumpla las normas contra la discriminación por orientación sexual, tanto por parte de los funcionarios actuales, como cuando se contrate nuevo personal.

El foro además emprenderá acciones para capacitar a los empleados de los centros de salud públicos, a fin de que brinden tratamientos y revisiones médicas sin diferencias y respetando los derechos humanos de esta colectividad.

Su creación fue acordada entre la segunda vicepresidenta, Ana Helena Chacón, y el Movimiento Diversidad, que agrupa a representantes de los grupos gais, lesbianas, bisexuales, transgénero, transexuales e intersexo.

“El objetivo es darles voz a sectores que han sido excluidos durante muchos años. Nos propusimos avanzar en la lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género a través de los instrumentos con los que cuenta el Poder Ejecutivo”, explicó Chacón.

Esa organización le presentó a la vicepresidenta diversos temas en los que considera que el Poder Ejecutivo puede tomar medidas para cambiar situaciones que irrespetan los derechos de estas personas.

La mesa estará conformada por la ministra de Salud, María Elena López; el ministro de Trabajo, Víctor Morales; la presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María del Rocío Sáenz; un representante de la Defensoría de los Habitantes y otro del Movimiento Diversidad.

La primera sesión de trabajo de este grupo será el 16 de setiembre.

A pesar de esta decisión, el Gobierno aún no ha convocado, en el Congreso, proyectos de ley tendientes a legalizar las uniones entre personas del mismo sexo.