Por: Gerardo Ruiz R. 12 enero
Ottón Solís afirmó que el país no puede seguir financiando un Estado lleno de duplicidades y de entidades innecesarias. Por esto, presentó un proyecto para fundir en una sola superintendencia las cuatro que existen actualmente para regular al sector financiero.
Ottón Solís afirmó que el país no puede seguir financiando un Estado lleno de duplicidades y de entidades innecesarias. Por esto, presentó un proyecto para fundir en una sola superintendencia las cuatro que existen actualmente para regular al sector financiero.

San José

El Poder Ejecutivo convocó a debate legislativo un proyecto de ley que fusionaría en una sola las superintendencias de Entidades Financieras (Sugef), Pensiones (Supén), Seguros (Sugese) y Valores (Sugeval).

La iniciativa de ley la redactó el diputado Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), con el argumento de que la medida ahorraría dinero en salarios y otros gastos, al eliminar duplicidades.

El plan de Ottón Solís es que estos mercados sean supervisados por una única entidad que se denominaría Superintendencia de Mercados Financieros (Sumef) con un único superintendente y sin intendente. Dispondría de cuatro departamentos, cada uno dedicado a un sector.

Actualmente, en cambio, los mercados financiero, pensiones, seguros y valores son supervisados por superintendencias separadas, con sus respectivos superintendentes.

Ley Fundir y Unificar Superintendencias, Ordenando la Normativa, para Ahorrar Recursos (Fusionar), dijo el diputado del PAC, eliminaría burocracia y le ahorraría al Gobierno más de ¢5.600 millones al año.

Añadió que hoy las cuatro superintendencias consumen un total de ¢28.700 millones anuales.

"Este proyecto viene a eliminar duplicidades innecesarias en un mercado financiero muy pequeño. Tenemos una estructura sobredimensionada", afirmó el diputado Ottón Solís, quien calificó como irracionales los salarios que el Estado le paga a cada uno de los superintendentes e intendentes: más de ¢7 millones al mes, según el legislador.

Su propuesta es que el único superintendente y sus subalternos no ganen más de ¢5 millones al mes.

Ese superintendente, propone Solís, deberá ser designado mediante un concurso público.

El financiamiento de la Sumef lo asumirían los entes regulados.

Solís celebró que el Poder Ejecutivo convocara su propuesta para que inicie su trámite legislativo durante las presentes sesiones extraordinarias (del 1.° de diciembre al 30 de abril), en las que Zapote maneja la agenda.

"Este Estado ya no es financiable. Por eso es que debemos apoyar proyectos como Fusionar, como la ley de empleo público (expediente No. 19.506)", afirmó.

El legislador también pidió al Poder Ejecutivo convocar el proyecto de Ley C.E.R.R.A.R. (Cerrar instituciones, Eliminar duplicaciones, Reunificar funciones, Redefinir rectoría, Ahorrar recursos y Reducir la pobreza), el cual cerraría cinco instituciones y trasladaría sus funciones, personal y recursos, a tres ministerios: Agricultura, Planificación y Asistencia Social (MAS), creado por esa misma ley.

Se crearía el Ministerio de Asistencia Social, que absorbería al Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), al Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah) y al Fondo Nacional de Becas (Fonabe).

Además, el MAS acogería parte del Instituto de Desarrollo Rural (Inder), sobre todo el Registro de Beneficiarios, así como el Programa de Ahorro y Préstamo del Instituto de Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU).

En cuanto al Fondo de Tierras, pasaría del Inder a ser una función más del Ministerio de Agricultura y Ganadería, mientras que el Programa de Urbanismo del INVU quedaría en manos del Ministerio de Planificación.

El proyecto Fusionar, además, sugiere que la Sumef tendrá la potestad de intervenir en los regímenes de pensiones con excepción del de Invalidez Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

La iniciativa, explicó el proponente, no elimina ninguna función de las superintendencias, sino que las traslada a los departamentos de la Sumef, y deja al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

La Nación pidió un criterio del Conassif sobre el proyecto de Ottón Solís. Sin embargo, al cierre de esta entrega no había respondido la consulta.