Conicit también se opone a la iniciativa, porque se plantea eliminar la entidad

Por: Aarón Sequeira 23 abril, 2016
Estudiantes y profesores del INA se manifestaron ayer en la autopista General Cañas, en contra del proyecto de ley que le quitaría un 15% de su dinero al Instituto. El presidente de esa entidad, Minor Rodríguez, trató de pedir prudencia a los manifestantes. | ALONSO TENORIO.
Estudiantes y profesores del INA se manifestaron ayer en la autopista General Cañas, en contra del proyecto de ley que le quitaría un 15% de su dinero al Instituto. El presidente de esa entidad, Minor Rodríguez, trató de pedir prudencia a los manifestantes. | ALONSO TENORIO.

La intención del Gobierno para crear una Agencia de Fomento Productivo, Innovación y Valor Agregado (Fomproduce) genera choques entre el Gobierno y las instituciones que se verían afectadas: el INA y el Conicit.

Se trata de un proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo, que le quita recursos y funciones al Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y desaparece del todo el Consejo Nacional para las Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit).

El argumento del Gobierno es que la nueva agencia sería una entidad pública no estatal, con dinero y potestades para el desarrollo empresarial a nivel de micro, pequeñas y medianas empresas, función que hoy está en manos de diversas unidades asignadas a varias instituciones y entes bancarios.

La reacción más fuerte en contra de la iniciativa ha nacido en el INA, donde la Junta Directiva, los trabajadores y los estudiantes se oponen al proyecto de ley, que se tramita bajo el expediente 19.822 en el Congreso.

Mínor Rodríguez, presidente ejecutivo del Instituto, confirmó que los directivos (tres de sectores laborales, tres de los empresarios y tres del Gobierno) no solo se oponen a que el Ejecutivo les quite el 15% de su presupuesto anual; o sea, más de ¢15.000 millones, sino que también se niega a entregar las funciones propias de la Unidad PYME, desde donde el INA promueve el desarrollo de empresas.

De igual forma que el INA, el Conicit indicó a los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso que se opone al cierre definitivo del ente.

Además de tomar dineros del INA, Fomproduce se comería los recursos del fondo Propyme del Conicit y la mitad del dinero que hoy se mantiene en el Fondo de Desarrollo de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Fodemipyme), administrado actualmente por el Banco Popular.

El 4% de los recursos ordinarios del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) también irían a financiar esa nueva estructura pública.

En cuanto a sus funciones, la Agencia que pretende crear el Ejecutivo absorbería no solo al Conicit y la Unidad PYME del INA, sino también a la Dirección de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Economía (Digepyme) y al Programa Nacional de Apoyo a la Microempresa (Pronamype).

Freno. El trámite del proyecto de ley se detuvo precisamente esta semana, cuando el Ministerio de la Presidencia lo sacó de la agenda de sesiones extraordinarias de la Asamblea.

Antes de retirarlo de la agenda, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y el ministro de Economía, Welmer Ramos, defendieron la iniciativa durante la conferencia de prensa del Consejo de Gobierno, el martes.

“No, no estoy de acuerdo con otra institución burocrática, pero sí estoy de acuerdo con Fomproduce, al igual que lo están importantes miembros del sector privado”, arguyó Solís.

Según el mandatario, se trata de una agencia que siga los pasos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), que se dedica a la internacionalización de las grandes empresas ticas.

“Fomproduce quiere recuperar, para las medianas y pequeñas empresas, la experiencia exitosa de Procomer”, añadió.

Ramos, por su parte, negó que la agencia Fomproduce vaya a estar fuera del control presupuestario de la Contraloría General de la República (CGR).

El presidente de Económicos, el diputado Gonzalo Ramírez, añadió que habría criterios negativos del Banco Popular y de funcionarios del MEIC a la propuesta del Gobierno. “Queremos saber cuál es la intención de hacer una agencia sin supervisión”, apuntó el congresista.