Por: Aarón Sequeira 25 abril, 2013

El presidente del Congreso, Víctor Emilio Granados, solicitó al Ministerio Público investigar presuntas irregularidades en el uso del vehículo asignado al diputado independiente José Joaquín Porras.

Granados pidió indagar el cobro de presuntas facturas infladas por concepto de viáticos, el cambio en los destinos de las giras, y el reporte irregular de los lugares donde pernoctaron choferes y vehículos de la Asamblea, según confirmó él mismo a este diario.

La decisión tiene como base el informe del Departamento de Asesoría Legal del Congreso As. Leg.-189-2013.

Según el informe, presuntamente el diputado –quien reside en Atenas, Alajuela– programaba giras a cantones como Cañas, y en realidad iba a Puntarenas. También programaba viajes a Limón y Guápiles, pero iba a Ciudad Quesada y Los Chiles.

Supuestamente, Porras también permitió que su chofer asignado fuera a dormir a Jacó, luego de dejarlo a él en Atenas. Ese viaje, según legal, representa 100 kilómetros de ida y vuelta.

El informe presume que se escogía como lugar para pernoctar el cantón de Garabito pues, según la tabla para cobro de viáticos, la noche se liquida ahí a ¢27.000. Sin embargo, la pesquisa de Asesoría Legal estableció que el lugar donde los choferes de la Asamblea dormían cobra solo ¢15.000. Anoche, se intentó hablar con Porras, pero no respondió las llamadas y en su despacho nadie contestó.

Antes del 6 de noviembre del 2012, Porras pertenecía al Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), el mismo al cual pertenece Granados, quien hoy controla el directorio legislativo.